La Luna y sus enigmáticos casos OVNI

¿Te gusta? Compártelo o dale like

 

La Luna continúa siendo un misterio y un enigma sin aclarar. A pesar del tiempo,  todavía permanecen sin explicar  cientos de extraños acontecimientos  que se han observado  en su orbita y superficie a lo largo de los años, desde anómalas  construcciones, luces  enigmáticas, y objetos no identificados, hasta los inexplicables encuentros de algunos astronautas con presencias desconocidas.

Quizás, la Luna no sea lo que parece, o quizás sí, pero sea como fuera, los misterios continúan ahí fuera, sin ser explicados, intentado que se olviden y envejezcan para  que el paso del tiempo los convierta en leyendas. Pero  nosotros seguiremos recordándolos, continuaremos hablando de ellos y  proseguiremos advirtiendo que los  enigmas y el misterio sigue sin resolverse.

El puente

John J. O´Neil colaborador científico del Herald Tribune, declaró  en 1953 haber observado un puente de 18 kilómetros en la zona del Mar de la Crisis. A pesar de los ataques recibidos por astrónomos escépticos, tiempo más tarde el considerado como primer experto de la Luna en su época, el astrónomo H.P. Wilkins, confirmó que él también lo había observado. Poco a poco otros científicos fueron corroborando esta observación, como el destacado astrónomo y miembro de la Asociación Británica de Astronomía  Patrick Moore. A día de hoy no se ha dado ninguna explicación racional de este hecho.

Luces enigmáticas

Sir John Hershel  astrónomo inglés considerado el padre de la astronomía moderna confirmó que él había contemplado  luces extrañas y brillantes  en más de 7 ocasiones desde 1783.

En 1870 se observaron luces en el cráter de Platón, hasta un total de 2000 observaciones se llevaban contabilizadas cuando las misteriosas luces dejaron de verse. Hoy día, estas observaciones y su significado, si es que tienen alguno permanecen sin resolverse.

En 1877  el Observatorio de Meudon, Francia, localizó una luz en el cráter Eudoxus, el mismo cuadrante dónde en el siglo pasado se había observado las misteriosas luces. Ese mismo año el astrónomo inglés C. Barrett, vio una luz deslumbrante en otro cráter, esta vez en Proclus,  y el profesor Henry Harrison de Nueva York, localizó una luz en movimiento, que coincidía con la con la luz que vio Frank Denté desde Inglaterra en el cráter Bessel.

Así se sucedieron más observaciones misteriosas como el triangulo del Dr. Klein en 1877 en el cráter de Platón, la  del astrónomo holandés Muller en 1892 que observó un objeto redondo,  la observada por W.R. Brooks del Observatorio Smith, de los EEUU en 1896,el objeto luminoso visto por Dr. Warren R. Day en 1899, etc. , etc.

Más cerca de nuestra época, desde 1950 muchos astrónomos habían observado luces extrañas en las superficie de la Luna, observaciones que se contabilizaban por centenas como las de  Rudolph M. Lippert, miembro de la Sección Lunar de la Asociación Británica de Astronomía, que informó de una luz muy brillante y misteriosa de color anaranjado,  la de John Greenacre, que desde el observatorio de de Lowel de Arizona en 1963 pudo observar una luz sobre su superficie  de intensidad inusual, o las numerosas del propio Wilkins.

Estás observaciones fueron atribuidas por algunos astrónomos como erupciones volcánicas o gases fluorescentes, pero no dejaba de ser una mera suposición de la que hasta ellos y  la mayor parte de los científicos lunares dudaban,  ya que contradecía sus propios axiomas sobre la Luna, a la que se la consideraban  como un mundo muerto en el que la actividad volcánica era muy remota. Posteriormente no se ha podido verificar esta hipótesis ni se han observados más erupciones.

En paralelo a las erupciones volcánicas también se intentó explicar las misteriosas observaciones como el resultado de la colisión de meteoros contra la superficie de La Luna, y aunque esta hipótesis sí pudo explicar la causa de alguna luces, no dio respuesta a la mayor parte de ellas, ya que tras un estudio del científico Moore se llegó a la conclusión que las observaciones duraban un promedio de 20 minutos.

En 1956 la Universidad de Ohio, informó junto con varios observatorios de todo el mundo el sonido de un “chirrido en la radio” con apariencia de clave cifrada que provenía de la Luna

En 1958, astrónomos soviéticos, americanos  y británicos detectaron un extraño objeto que se dirigía hacia la Luna a más de 37.000 km/h y que emitía señales de radio que nadie pudo interpretar.

Observaciones de astronautas

Al final de la década de los cincuenta comenzó la era del espacio, y con ella soviéticos y norteamericanos comenzaron a lanzar al espacio sputniks y cápsulas espaciales, casi como si de una carrera por controlar el espacio se tratara, y con ellos empezaron a  aparecer testimonios en todo el mundo sobre presencias de extraños objetos en el cielo, que aunque trataban de  ser explicadas con estos lanzamientos, un gran número de ellos no se correspondían, y a pesar de las negativas de la Fuerza Aérea y del informe “Condon” que trató de poner punto final a las historias de Ovnis, numerosos objetos no identificados fueron vistos por millones de personas por todo el mundo, desde pilotos, astrónomos y científicos experimentados  hasta meros observadores del cielo.

Pero fue bajo la presidencia de John F. Kennedy, y después de las primeras  misiones orbitales de la NASA, cuando algunos astronautas de esta agencia divulgaron abiertamente sus extrañas observaciones de objetos en el cielo.

PROGRAMA MERCURIO (1961-1963): Fue el primer programa tripulado de la NASA, cuyo objetivo principal era  poner por primera vez en la historia de EEUU a un hombre en órbita alrededor de la Tierra.

Durante una de sus misiones que tenía por cometido  orbitar alrededor de la tierra, el Comandante  Gordon Cooper, en su cápsula Faith 7, declaró  haber visto un OVNI. A su paso por cuarta vez por Hawai, Cooper escuchó unas extrañas transmisiones ininteligibles que parecían una lengua extranjera, y antes de acabar la misión cuando la Faith 7 pasaba por la estación de seguimiento de Muchea en Australia, el comandante de la NASA observó un objeto extraño aproximándosele, acontecimiento que pudieron compartir más de 200 personadas de la citada estación australiana.

Más tarde las grabaciones probaron que los sonidos no eran de una lengua de este planeta , sino los de una lengua completamente extraña a la Tierra.

PROGRAMA GÉMINIS (1964-1966):Este programa se diseñó como transito entre las series  Mercurio y  Apolo, con el propósito de poner en orbita una aeronave con dos tripulantes, comprobar la viabilidad de los trajes espaciales en el exterior de la nave y realizar numerosas pruebas de maniobrabilidad y acoplamiento de las naves en orbita.

Durante este programa y de acuerdo con muchos investigadores, todos los astronautas de los 12 vuelos espaciales de las serie Géminis vieron uno o más OVNIS, sin embargo la NASA negó o quitó importancia  a estos extraños encuentros.

Géminis 1: (misión no tripulada), el Comandante Donald E. Keyhoe presidente del NICAP afirmaba que esta nave fue seguida en orbita por varios objetos desconocidos. Keyhoe aseguró que la información la recibió de varios científicos que seguían el vuelo GT-1 por radar  desde  Cabo Kennedy.

Géminis 3: Los Comandantes James A. McDivitt y Edward H. White vieron y fotografiaron un objeto de forma ovalada que se aproximó a su cápsula. Cuando volvieron a la Tierra la película  se pasó al interpretador de fotografías de la NASA, que facilitó días más tardes  tan sólo tres o cuatro fotografías, de las cuales ninguna eran del objeto que  McDivitt  había visto; una posterior investigación de la película mostró el objeto que el astronauta había visto, pero supuestamente la calidad de la fotografía sólo permitía observar  un objeto muy confuso contra el cielo.

El astronauta James McDivitt pudo observar nuevamente un OVNI en la órbita 38, mientras se encontraba sobre China. Esta vez de acuerdo con el Control de la Misión  en Houston no intentó fotografiar la extraña luz.

Géminis 5: está nueva misión colocó en órbita a L. Gordon Cooper y Charles Conrad alrededor de la tierra durante  8 días, poco tiempo después del despegue  observaron tres OVNIS.

Géminis 7: los astronautas Frank Borman y James A. Novell observaron un gran OVNI además de extrañas partículas más pequeñas en las cercanías.

Géminis 9: La NASA emitió una declaración televisiva  en todo el país admitiendo que los astronautas habían visto en varias ocasiones objetos voladores no identificados

Géminis 10: también en este vuelo John Young y Michael Collins, posterior tripulante del Apollo 11, informaron de la visión dos objetos desconocidos que seguían a su nave

  • Geminis10: aquí 10, Houston. Tenemos dos objetos brillantes en nuestra senda orbital. No creo que sean estrellas…, parece que nos acompañan.
  • Control: recibido mensaje 10. Houston
  • Géminis 10:  adelante
  • Control: ¿dónde están los objetos?
  • Géminis 10: recibido mensaje
  • Control: si pueden hacer un cálculo, quizás podamos localizarlos
  • Géminis 10: acaban de desaparecer. Creo que eran.. creo que eran una especie de satélites

Posteriormente  volvieron a informar

  • Geminis10: hacia el este tenemos un objeto muy brillante, creo que demasiado brillante para ser un planeta. Está a unos 6 u 8 grados al norte de Orión. ¿Es el Géminis 8 Agena?, corto.
  • Control: recibimos mensaje. Copiamos. Permanezcan a la escucha
  • Géminis 10: su descripción es la de un triangulo equilátero con las estrellas de Orión y Pleides rodeándolo. Es un…
  • Control: ¿advierten algún movimiento en relación las estrellas?
  • Géminis 10: Posiblemente. Hasta ahora no he advertido ningún movimiento y por desgracia las estrellas están desapareciendo ahora y sólo puedo ver este objeto y una o dos de primera magnitud… Empieza a salir el sol

Géminis 11: Charles Conrad y Richard F. Gordon, observaron en su vuelo  un objeto  no identificado de gran tamaño  que giraba a 1 revolución por segundo y que  describieron como un ala voladora que se dirigía a la puesta del sol.

Finalmente el informe Condon lo cataloga como el satélite  Protón III, un satélite que se encontraba a 450 km , realmente incomprensible.

Como éstas, muchas otras observaciones fueron resueltas con explicaciones racionales del suceso, algunas casi improvisadas y sin rigor científico, pero válidas para confundir a la opinión pública y minimizar su misterio. Otras, sin recursos para encontrar una evidencia lógica fueron calificadas sin más como inexplicables.

PROGRAMA APOLO (1963-1972): nació con el objetivo principal de llevar por primera vez al hombre a la superficie de la Luna, y traerlo de vuelta a la Tierra sano y salvo

Apolo 8: fue el primer lanzamiento de una nave a la Luna, sus astronautas Frank Borman, James A. Lovell y William A. Anders, tenían que llegar a la Luna, orbitar a su alrededor y regresar a la Tierra. Los tripulantes del Apolo 8 vieron por primera vez lo que ningún hombre había visto, la superficie de la Luna, la descripción de  Novell fue contundente: “la Luna es esencialmente gris, sin color. Parece yeso”, luego los tres tripulantes se turnaron para leer pasajes de la Biblia.

Pero aparte de estos momentos históricos, los astronautas pudieron observar un objeto en forma de disco que desprendía una luz tan brillante que cegó sus ojos por instantes, mientras sonidos extraños se captaban por la radio.

Apolo 10: fue la última prueba antes de la histórica conquista de la Luna, algunos lo denominaron de “ensayo general”. Los astronautas Thomas P. Stafford, John W. Young y Eugene A. Cernan no vieron ningún objeto extraño, pero no quería dejar pasar la ocasión de mencionar este importante vuelo que selló definitivamente las pruebas para la asalto final a la Luna.

Apolo 11: el 16 de julio de 1969, despegaba desde Cabo Cañaveral el cohete Saturno V que transportaba  a la tribulación del Apolo 11, Neil A. Armstrong, Edwin E. Buzz Aldrin y Michael Collins. Los dos primeros tuvieron el privilegio  de pasar a la historia como los primeros hombres en aterrizar y pisar la superficie de la Luna un  20 de julio del 1969.

Pero a parte de este histórico momento, y  cuando sólo llevaban un día de viaje, la tripulación del Apolo  observó un objeto extraño en su camino, pensaron que podía tratarse del cohete impulsor del Saturno IV, pero Houston lo desmintió indicando que se encontraba a más de 9.000 Km, sin más explicaciones para lo visto, este objeto pasó a formar parte de la categoría de lo desconocido

Igualmente también se comenta  que en su aproximación a la Luna los astronautas escucharon misteriosos ruidos en la radio, y un antiguo miembro de la NASA Otto Binder, asegura que fragmentos entre el Apolo 11 y Control fueron suprimidos. Y es aquí dónde el misterio del Apolo 11 comienza, ya que desde algunas partes se defiende que estas censuras correspondían  a posibles encuentros OVNIS en la Luna o sus alrededores. Binder narra  el famoso caso indocumentado del encuentro de un OVNI en la superficie de la Luna, basándose en sus propias instalaciones receptoras de VHF. Pero este tema lo dejaremos para otra ocasión.

Apolo 12: la segunda misión tripulada a la Luna por los astronautas Charles Pete Conrad, Richard F. Gordon y Alan L. Bean, tuvo ya un comienzo extraño, mientras se dirigía a la Luna, observatorios de Europa  alertaron sobre la presencia de dos objetos  brillantes en la cercanía del Apolo. Al día siguiente los astronautas informaron que habían divisado dos objetos extraños que no habían logrado identificar

Igualmente y como ocurrió en el Apolo 11, cuando la nave estaba cerca de la Luna escucharon  extraños sonidos, que Houston nunca pudo o  no quiso explicar.

A su regreso a la Tierra cuando pasaban sobre la India, los astronautas informaron  que habían visto un objeto no identifico de brillante color rojo.

Apolo 15: la calificada por muchos como la mayor proeza histórica en la exploración científica, tampoco estuvo exenta de una fascinante experiencia, su tripulación formada por David R. Scott, James B. Irwin y Alfred M. Worden, pudo observar  en el instante de dirigirse al módulo lunar,  misteriosos objetos blancos volando a su alrededor, que fueron  desapareciendo según se aproximaban hacia él.

Apolo 16: la penúltima misión del proyecto a cargo de John W. Young, Charles M. Duke y Thomas K. Mattingly, también tuvo algunas observaciones extrañas  pero de menor intensidad que en otras misiones, y algunas de ellas de dudosa credibilidad.

Apolo 17: La última misión del programa llevaba entre su tripulación al primer científico  Harrison H. Jack Schmitt, que viajaba junto a Eugene A. Cernan, y Ronald E. Evans, y sin duda se convirtió en la misión con más observaciones de objetos desconocidos, como fueron los  ingentes resplandores de luz que vieron en la parte accidental de la Luna, y para los que  no se encontraron explicación alguna, ni tan siquiera para el  científico de la NASA Farouk El Baz que siempre lograba racionalizar cualquier suceso.

Durante el resto del viaje los astronautas Evans y Harrison observaron varios objetos no identificados  que bajo su conocimiento nunca lograron explicar.

Quizás muchos avistamientos podrían tener una lógica racional que no se pudo demostrar en su momento, pero la multitud de observaciones  y hermetismo de la NASA, al menos nos deberían hacer dudar y plantearnos si lo que nos contaron fue la verdad.

Ivan Montoya

Ivan Montoya

Codirector y locutor del programa de radio Planeta Incógnito. Aficionado desde pequeño a los enigmas y misterios, inicia junto a su hermano Héctor el proyecto Planeta Incógnito en 2009. Quizá sea el perfil más humanista del grupo ahondando en temáticas cercanas a la historia de las religiones, conexiones humanas y conspiraciones
Ivan Montoya

Últimos Artículos de Ivan Montoya (ver todos)

Deja Un Comentario

14 Comentarios on "La Luna y sus enigmáticos casos OVNI"

Notificar de:
avatar
Ordenar por:   más nuevos | más antiguos | más votados
Leonor
Guest