Parte del Manuscrito de VoyNich descifrado por un profesor universitario

Stephen Bax, profesor de Lingüística Aplicada en la Universidad de Bedfordshire (Reino Unido) ha anunciado recientemente haber descifrado parte del centenario y hasta ahora indescifrable manuscrito de VoyNich.

Sección del manuscrito de Voynich ¿QUÉ ES EL MANUSCRITO VOYNICH?

Para  quien lo desconozca, el manuscrito de Voynich es un libro ilustrado de principios de los siglos XV-XVI escrito por un autor anónimo en un idioma totalmente desconocido y, aparentemente, indescifrable.

Su contenido estaría compuesto en su primera parte por un tratado de Botánica (a modo de herbario de la época) , seguido por secciones de astronomía, astrología y alquimia. Incluso en una apuesta mucho más arriesgada y atrevida, el autor francés Jacques Bergier apuntó en Los Libros Condenados (les livres maudits) (1971), que quizás el manuscrito podría contener conocimientos de Energía Nuclear

Según una datación de carbono 14 de hace unos años (2009) el pergamino del manuscrito dataría del año 1404-1438 y la tinta de poco tiempo después. Esta datación le otorgaría una edad al códice de 500 a 600 años, pero  nadie, hasta ahora había sido capaz de descifrarlo.

Adquirido por el anticuario y librero Wilfrid M.Voynich en 1912 se conserva en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale, donde podemos consultarlo y descargarlo en formato pdf, así como acceder a diferentes análisis químicos del mismo.

http://brbl-dl.library.yale.edu/vufind/Record/3519597

Atendiendo a su contenido, el manuscrito cumple la llamada Ley de Zipf  (que establece una relación de frecuencias de repetición de palabras dentro un texto)  lo cual otorgaría cierta verosimilitud a la idea de que el texto tuviese  significado. No obstante otros estudios se inclinan por la opción contraria, incluyendo un reciente estudio estadístico del profesor Marcelo Montemurro  en base a otros criterios de repetición de palabras.

Representación Astrológica en el Manuscrito de Voynich

Redactado quizás en el Norte de Italia,  su encriptada lengua está sujeta a varias hipótesis; desde una lengua exótica a un lenguaje deliberadamente cifrado. Su autoría tampoco se habría quedado corta en teorías, apuntándose entre otros a John Dee o Roger Bacon como autores, así como a la posibilidad de que fuese una obra conjunta de varios autores a lo largo del tiempo.

A lo largo de los años numerosos criptógrafos incluso procedentes de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido (expertos en romper códigos de comunicación enemigos durante la I y II Guerra Mundial)  han intentado infructuosamente decodificar el libro. 

No es casualidad que la frustración de muchos investigadores se haya volcado paulatinamente en la teoría de que el libro medieval podría ser, simplemente, un fraude

LA HAZAÑA DE BAX

Profesor Stephen Bax Universidad de BedfordshireVolviendo a la noticia, el profesor Stephen Bax parece haber sido el artífice de la primera traducción parcial del códice medieval, comenzando a desvelarnos los ignotos y misteriosos significados que oculta el manuscrito Voynich gracias a sus conocimientos sobre manuscritos medievales y  lenguas semíticas (como el árabe).

Según la nota de prensa de su universidad, el profesor mediante el uso de un cuidadoso análisis lingüístico se dispuso  a trabajar letra por letra en el escrito

Utilizando el análisis lingüístico cuidado que está trabajando en la letra de la escritura por carta.

 

Entre otras, Stephen Bax ha descifrado el término para la palabra Taurus junto a un dibujo que se asemeja a las Pléyades así como la palabra KANTAIRON junto a una foto de la planta Centaury, una conocida planta con flor rosada que suele crecer en terrenos áridos.  De este modo habría logrado en total traducir 10 grafismos del mítico manuscrito de Voynich.

Si bien se trata de una decodificación muy parcial, se ha generado un cierto entusiasmo en el mundo criptográfico por tratar de descifrar completamente el manuscrito, a lo que el profesor Bax anima a colaborar.

Los hallazgos de Bax entran en conflicto con otros estudios  recientes acerca del manuscrito como el aparecido en el American Botanical Council que intentaba sugerir un origen azteca, tal vez un dialecto extingo del Náhuatl de la zona Mesoamericana, ya que según su criterio, al menos 37 de las 303 plantas de esas regiones aparecerían dibujadas en el misterioso libro.

Seguiremos pendientes de las noticias acerca del Manuscrito de Voynich que pueden resultar muy interesantes, y, quién sabe, por si os animaseis a echar una mano a Bax en su investigación  o por si simplemente queréis echarle una hojeada a este controvertido Libro, os dejamos un enlace. Y ¿quién sabe? Quizás sea alguno de vosotros/as quien termine de descifrarlo…

http://www.flipsnack.com/PlanetaIncognito/fzum0x1z

Fuentes:

http://brbl-dl.library.yale.edu/pdfgen/exportPDF.php?bibid=2002046&solrid=3519597

Web oficial de Stephen Bax: www.stephenbax.net

Publicación en la Universidad de de Bedfordshire

Manuscrito Voynich en la Wikipedia

Noticias sobre el American Botanical Council

Web oficial del American Botanical Council

Noticia del mes pasado de la teoría de American Council acerca del manuscrito

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito en Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio

Deja tu comentario

One thought on “Parte del Manuscrito de VoyNich descifrado por un profesor universitario

  1. Deberíais contrastar más la información, como consejo. El profesor Bax no ha descifrado realmente ninguna palabra. Solo las ha transliterado. Hay una diferencia entre descifrar un código y transcribir a letras lo que él cree que dice en hebreo y/o árabe. Pero empleando un alfabeto diferente al usual (el llamado EVA). Así se lo exprese en su propia página web donde ha publicado más aspectos que ya han sido tratados ampliamente por otros investigadores. El profesor Bax olvida que determinadas secuencias de grafías se repiten a modo de afijos a lo largo de todo el manuscrito. Y que esos afijos no pueden, por tanto ,significar el nombre de una única planta. No tendría sentido.

Deja un comentario