La Ciencia no revela cuando entra el Alma en el Cuerpo

¿Cuánto tarda el alma en unirse al Cuerpo? ¿Podemos encontrar la respuesta en los estudios de Rick Strassman?

Desde hace unos días la noticia de que una “reciente” investigación científica llevada a cabo por Rick Strassman demostraba la existencia del alma y cuánto tardaba ésta en unirse al cuerpo, ha vuelto a pulular por blogs, webs y revistas digitales. El pasado domingo incluso llegó a Cuarto Milenio.  

El pasado 18 de Abril nosotros también nos hicimos eco de ella en nuestro facebook con el compromiso de añadir pronto un artículo con más información que aquí os dejamos. 

almacuartomilenioEn primer lugar hay que decir que, al contrario de lo que dejan intuir diversas páginas web o de lo que se llegó a asegurar hace un par de días en programas como Cuarto Milenio, no hay ninguna nueva investigación  de Rick Strassman sobre la vinculación del alma y la famosa molécula DMT sino que todo de lo que hablan lo podemos leer en un libro del año 2000 llamado DMT: La molécula espiritual, libro en el que Strassman se hacía eco de una serie de experiencias narradas por pacientes voluntarios sometidos a dosis de altas DMT inyectada.

A partir de la publicación de este libro (en el que ya el autor enlaza con la teoría de Descartes de que el alma humana se conectaba al cuerpo por la glándula pineal), la DMT y las sugerencias de Strassman se han utilizado en corrientes new age para justificar la existencia del tercer ojo,  y de la propia alma humana.

Posteriormente sí hay diversos artículos publicados con la colaboración de Strassman. Algunos de los últimos que hemos encontrado son uno de 2015 sobre el uso de alucinógenos para el tratamiento del alcoholismo (Psylobicina asistida, tratamiento para la dependencia del alcohol),  de 2013 sobre los efectos de la DMT en ratas y otro sobre DMT de 2012 (una revisión crítica de reportes de DMT endógena en humanos 1955-2010) pero no encontramos nada nuevo publicado en ninguna revista científica respecto a lo que se ha vertido en los medios estas últimas semanas. La pregunta es ¿de dónde se ha sacado Cuarto Milenio que había una nueva publicación y por qué sólo aportan datos que provienen de un libro de hace 16 años?

¿EL ALMA ENTRA A LOS 49 DÍAS DE GESTACIÓN?

dmtEl hecho de que Rick Strassman sugiera, a partir de las observaciones de la formación de la glándula pineal en el feto (ligada a la liberación de DMT según Strassman),  que el alma podría entrar a los 49 días de gestación del individuo, no quiere decir que realmente se genere ese alma, ya que la observación objetiva es simplemente que en esos momentos en los que se empieza a existir una glándula pineal formada en el feto, habría hipotéticamente un pico en la generación de esa molécula psicotrópica y, por más que teoricemos, no podemos saber de momento, al menos de forma científica,  si  esto está unido o no a la existencia del alma humana.

Hay que reconocer que sí es curioso que dicha generación de la glándula pineal coincida con el número de días que en el  Libro Tibetano de los Muertos (budismo tántrico)  se señala  como el periodo de tiempo que dura la muerte y que toma un alma para reencarnarse. También, resulta interesante, y Strassman abunda en ello en el libro, que dicha “DMT endógena” pueda generarse precisamente en el lugar en el que René Descartes situaba la conexión con el alma humana, si bien hay que decir que dicha correlación fue realizada por el matemático y filósofo francés  en el siglo XVII, con unos conocimientos mucho más limitados de la fisiología humana y como intento de dotar de funcionalidad a una parte del cerebro que aparentemente no servía para nada.

Hoy en día sabemos que la glándula pineal tiene una importancia notoria en la regulación del ciclo circadiano al ser su células las responsables de la segregación de melatonina una hormona que también estudió Strassman con anterioridad y que además de regular el ciclo diario del sueño participa en multitud de procesos celulares y fisiológicos.

 ¿Y respecto a la DMT?

DimethyltryptamineLa DMT es la N,N-dimetiltriptamina (DMT), una sustancia de origen vegetal con propiedades psicotrópicas. La famosa ayahuasca ingerida por numerosas culturas con fines “místicos” incluye esta molécula debido al uso de  Psychotria viridis, un arbusto de la familia del café.

Si bien no podemos concluir que esté realmente  relacionada con la existencia del alma humana sí hay evidencia científica para concluir la importancia de esta molécula en las experiencias espirituales y es posible que tenga también alguna importancia en las famosas experiencias cercanas a la muerte.

Además la DMT parece tener más importancia que la puramente mística y alucinatoria habiendo indicios de su importancia en la protección respecto a ciertos tumores,  de funciones como neurotransmisor y de su participación en mecanismos de reparación celular, defensa contra el estrés oxidativo, etc.

Tryptamine_structureAunque los mecanismos de actuación de la DMT están aún por estudiar, hay numerosas publicaciones e investigaciones respecto a esa sustancia más allá de lo místico. Sin ir más lejos,  sirva como ejemplo que en un artículo reciente publicado este mismo mes de Marzo pasado, dos científicos “se preguntaban” si la DMT era una navaja suiza bioquímica de neuroinflamación y neuroprotección (enlace )

Y así podemos encontrar fácilmente más de 1400 publicaciones científicas con referencias a la molécula de psicotrópica y diferentes aproximaciones interesantes respecto a sus funciones, un compuesto por estudiar que puede darnos muchas claves del funcionamiento del  sistema neurológico.

Hay que matizar que existen dudas de la existencia de la DMT endógena,  según algunas informaciones Strassman nunca habría conseguido hallar restos de DMT tras analizar los cerebros de 10 fallecidos, lo cual no quiere decir que no se generase en ellos. Hay diversas investigaciones posteriores que apuntan al porqué de estos resultados negativos y hasta el propio Rick Strassman apunta a la dificultad de medir los niveles de DMT endógena, salvo algunas mediciones en la orina de pacientes psicóticos de Reino Unido en momento de crisis psicóticas (paper publicado en 1979).  Por lo demás si hay cada vez más estudios que invitan a pensar que dicha molécula puede en efecto generarse y en todo caso no deja de ser una teoría interesante.

¿Qué dice realmente Strassman de la DMT?

 Willis Harman, fue presidente del parapsicológico Instituto de Ciencias Noéticas de California fundado por Edgar Mitchell a raíz de su experiencia mística.  Según el mismo Rick Strassman relata en su libro, Harman y sus colegas al principio de su carrera administraron LSD a científicos en un intento de reforzar sus habilidades para resolver problema y encontrar que el LSD tenía un efecto beneficioso sobre la creatividad. Esa investigación seguiría siendo un punto de referencia como primer y único proyecto científico de usar drogas psicodélicas para mejorar el proceso creativo.
Willis Harman, fue presidente del parapsicológico Instituto de Ciencias Noéticas de California fundado por Edgar Mitchell a raíz de su experiencia mística.  Según el mismo Rick Strassman relata en su libro, Harman y sus colegas al principio de su carrera administraron LSD a científicos en un intento de reforzar sus habilidades para resolver problema y encontrar que el LSD tenía un efecto beneficioso sobre la creatividad. Esa investigación seguiría siendo un punto de referencia como primer y único proyecto científico de usar drogas psicodélicas para mejorar el proceso creativo.

Rick Strassman realizó un estudio de un amplio número de casos centrándose en la liberación de DMT.

Para ello inoculó dicha sustancia a una serie de voluntarios (60 en un total de 400 sesiones) desde los años 90 relatando todo tipo de experiencias alucinatorias, algunas de las cuales atestigua en su libro del año 2000. Entre ellas, encuentros con extraterrestres que se transformaban en robots, insectos y reptiles, entidades divinas y demoníacas o surrealistas encuentros con cocodrilos violadores.

Es muy importante recalcar la subjetividad de las afirmaciones vertidas en el libro como el mismo Strassman relata.

Rick Strassman al comienzo del libro sobre la molécula espiritual explica como en un largo paseo a lo largo de la cordillera de la costa central californiana con Willis Harman (Foto a la dcha), éste le dijo que “al menos hay que ampliar la discusión sobre las drogas sintéticas”. Por ese motivo y en respuesta a Harman decidió incluir en el libro ideas altamente especulativas y sus propias motivaciones personales para realizar la investigación, motivaciones que quedan patentes a lo largo de la evolución del texto.

<<Este enfoque no satisfará del todo a nadie. Hay una intensa fricción entre lo que conocemos intelectualmente e incluso intuitivamente con lo que experimentamos con ayuda del DMT>>

y prosigue…

<< A los entusiastas de la cultura de las drogas psicodélicas puede que no les guste mi conclusión de que el DMT no tiene efectos beneficiosos por sí mismo y que el contexto en el que la gente lo toma es al menos igual de importante. Los defensores del control de drogas pueden condenar lo que leen como un fomento para el consumo de drogas psicodélicas y una exaltación de la experiencia de DMT. Los practicantes y portavoces de las religiones tradicionales podrán rechazar la sugerencia de que se puede acceder a los estados espirituales y a la información mística mediante drogas. Los que han sido objeto de “abducciones extraterrestres” y sus defensores pueden interpretar mi sugerencia de que la DMT está íntimamente relacionada con estos eventos como un desafío a la “realidad” de sus experiencias. Los oponentes y partidarios del derecho al aborto también pueden encontrar defectos en mi propuesta de que la liberación de DMT en la glándula pineal  49 días después de la concepción marca la entrada del “espíritu” en el feto. Los investigadores del cerebro podrían objetar la sugerencia de que la DMT afecta a la habilidad para recibir información más que sólo la de generar esas percepciones.  También pueden obviar la propuesta de que la DMT puede permitir a nuestro cerebro percibir materia oscura o universos paralelos, reinos de la existencia habitados por entidades conscientes. Sin embargo si no describiera todas las ideas detrás de los estudios del DMT y toda la gama de experiencias de nuestros voluntarios, no estaría contando toda la historia>>

Hay puntualizar que Strassman aún siendo científico, no es un persona ajena ni neutral a las creencias religiosas. Criado en una familia practicante judía Strassman  abrazó el Budismo llegando a ser ordenado en 1984 miembro de la Western Budhist order (Orden Budista Occidental) y a co-fundar y administrar un grupo de meditación budista laico asociado a dicha orden. De ahí tal vez esa tendencia  a relacionar la aparición de la glándula pineal con el tránsito del alma narrado por el Libro Tibetano de Los Muertos .

Así pues, si bien el libro y las investigaciones de Strassman no dejan de ser muy interesantes, es conveniente contextualizar debidamente el objeto de las declaraciones de Strassman vertidas en este libro las cuales, parafraseando al propio autor, abrieron una Caja de Pandora con elementos que cada cual ha intentado llevar a su terreno.

¿Son las experiencias inducidas por la DMT algo más que una experiencia psicotrópica? ¿Nos conducen a mundos paralelos donde alienígenas y cocodrilos interaccionan con nosotros o por el contrario son una mera cadena de reacciones químicas que en nuestro cerebro nos llevan a pensar que eso es real?

Cada cual, llegado a este punto, sacará sus propias conclusiones, aunque la lógica científica nos lleva a pensar que se tratan de una ilusión, lo cual no deja de ser interesante ya que podría explicar todo un abanico de experiencias parapsicológicas hasta ahora enigmáticas. En el otro lado, no del todo descartable, habría que hallar datos para verificar si algún caso puede ser real y conocer qué porcentaje de esas experiencias pueden en efecto, reflejar la percepción de otra “dimensión”.

En definitiva, DMT: la molécula espiritual es una lectura muy recomendable, pero contextualizando que ni es nueva, ni es una publicación científica en la que se argumente con pruebas la entrada del espíritu en el cuerpo humano, se trata de “sólo” una reflexión de un Doctor especializado en Psiquiatría respecto a una serie de experimentos realizados con voluntarios.

Strassman también ha publicado más recientemente otro libro interesante, “DMT and the soul of Prophecy”, en la que hace curiosos paralelismos entre estados alterados de conciencia inducidos por DMT y diversos pasajes de la Biblia hebrea (el Antiguo Testamento).

ENLACES, FUENTES  Y MÁS INFORMACIÓN

http://blogs.scientificamerican.com/cross-check/dmt-is-in-your-head-but-it-may-be-too-weird-for-the-psychedelic-renaissance/

http://wakingscience.com/2016/02/dmt-research-to-ask-if-spirit-molecule-can-extend-life-beyond-clinical-death/

https://www.rickstrassman.com

https://www.rickstrassman.com/index.php?option=com_content&view=article&id=54&Itemid=54

https://www.rickstrassman.com/index.php?option=com_content&view=article&id=72&Itemid=88

https://www.youtube.com/watch?v=8NkYpzO3wwA

http://www.stichtingopen.nl/dmt-beyond-the-trip-a-potential-multifaceted-medicine/

http://www.scientificamerican.com/search/?q=dmt

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/bmc.1023/epdf

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15780487

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/286576

http://www.dmtsite.com/dmt/speculations/

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito en Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio

Quizás también te interese...

Deja tu comentario

2 thoughts on “La Ciencia no revela cuando entra el Alma en el Cuerpo

Deja un comentario