¿Por qué hay pocas mujeres ufólogas? Los Ovnis y las mujeres

Esta pregunta aparece a menudo en círculos ufológicos. Y creo que tiene un error de base. ¿”Pocas mujeres” son cuantas, 1, 2, 3? ¿Cuál es la variable que define si son pocas o muchas? Cuando aparece esta pregunta es evidente que está basada en el desconocimiento de la labor realizada por las ufólogas y es triste confirmar que en el Siglo XXI la Ufología sigue siendo un espacio de hombres.

La pregunta se debería plantearse de otra manera ¿por qué hay menos mujeres ufólogas? Esta, sería la pregunta correcta. Y para contestarla habría que matizar varias definiciones.

DEFINIENDO LA UFOLOGÍA

Resulta que para comprender qué es la Ufología, debemos remitirnos a la lengua inglesa. En dicho idioma se emplea la sigla U.F.O. para nombrar a un “Unidentified Flying Object”; es decir a un objeto volador no identificado (O.V.N.I., en castellano). De UFO deriva el concepto de ufology, que llegó a nuestra lengua como ufología.

La base de la Ufología es la creencia de que seres extraterrestres nos están visitando a bordo de sus extraordinarias naves espaciales. Lo cierto es que los OVNI existen, siempre y cuando seamos rigurosos y nos atengamos a lo que significan esas siglas, es decir; Objeto Volador No Identificado. Un OVNI, simplemente, es algo que vemos en el cielo y no sabemos lo qué es. La cuestión que se nos plantea es si alguno de esos avistamientos son naves de otras civilizaciones. En realidad, después de 70 años del fenómeno OVNI, seguimos sin tener pruebas que demuestren su procedencia extraterrestre.

¿QUÉ ES UN UFÓLOGO?

Pero vamos por partes. Ahora toca definir que es un ufólogo/a.

La RAE lo define de esta manera: “m. y f. Persona versada en Ufología.” La web Wordreference define al ufólogo/a como: “m. y f. Persona que se dedica al estudio de los objetos voladores no identificados u OVNIs”. El Diccionario Temático de Ufología de la Fundación Anomalía le define así: Ufólogo es aquella persona que se encarga de estudiar el fenómeno OVNI”. Al constatar que la definición sigue siendo bastante vaga seguí buscando. En la web Buscapalabra encontré otra definición: “persona que estudia o investiga los informes sobre OVNIs. Por extensión, persona que estudia o investiga las noticias sobre extraterrestres. Persona que estudia los objetos voladores no identificados (OVNI)”.

Bien, todo apunta que para entender el sentido de la palabra ufólogo/a es imprescindible conocer la definición de Ufología.

Por lo que he visto en los medios de comunicación, la Ufología sostiene que los OVNIs proceden, en muchos casos, de otros planetas. Por lo tanto los ufólogos afirman que existe vida extraterrestre. Y para apoyar sus dichos, utilizan vídeos, fotografías y testimonios que, de acuerdo a su postura, demuestran la existencia de seres y objetos que no son procedentes de la Tierra.

Esta hipótesis es aceptable como cualquier otra. Solo tiene un inconveniente y es que los científicos han recibido estos avistamientos con escepticismo y a menudo han calificando la Ufología como una pseudociencia y a los creyentes en OVNIs y extraterrestres como personas irracionales. Viendo el panorama, no les culpo por ello. La ciencia y la Ufología no se entienden y no se entenderán nunca no por el objeto de estudio de los ufólogos, sino, más bien, por su manera de trabajar y, en consecuencia, por la carencia de evidencias fiables de la existencia de OVNIs y extraterrestres.

Prosiguiendo con mis pesquisas vi que la RAE afirma que la Ufología es: “El estudio de los fenómenos asociados a los OVNIs.” Seguí buscando otras definiciones. La web “Buscapalabras” afirma que la Ufología es: “a) disciplina que se ocupa del estudio de los OVNIS. b) estudio de objetos voladores no identificados (OVNI)”. En ninguna definición aparece la palabra “extraterrestre”.

Al final, me dirigí al Diccionario Temático de Ufología (Fundación Anomalía) elaborado por los ufólogos españoles que dedicaron muchos años al estudio del fenómeno. El diccionario lo define de esta manera:”Actividad de estudio del fenómeno OVNI desarrollada por grupos de investigadores aficionados. En sentido amplio, conjunto de creencias populares y actividades sociales relacionadas con los OVNIS”.

Asociando todas las definiciones examinadas, lo que entendí es que la Ufología se ocupa de recoger los relatos y testimonios de los testigos en algún lugar de algún país. Como licenciada de Antropología Social y Cultural con toda seguridad puedo afirmar que se trata de Etnografía, ciencia que estudia y describe los pueblos y sus culturas. Para reunir la información, los antropólogos se desplazan a los lugares de acontecimientos para acopiar las historias, leyendas y testimonios de los lugareños, y es precisamente lo que hacen los ufólogos de hoy – recogen los relatos de los testigos de los avistamientos OVNI y añaden sus conclusiones, en caso de que las tengan. En la mayoría de los casos es evidente la ausencia de las conclusiones.

Este hecho me lleva a la terminación de que un ufólogo/a es la persona que se dedica a la descripción de los pueblos, culturas y creencias en una rama específica que es la Ufología. Lamentablemente, en la mayoría de los casos, los datos recogidos por los ufólogos son inadmisibles en una investigación científica por varias razones.

Primero por inexactitud de los datos recogidos, ya que para empezar, muchas veces no se registran ni las fechas ni las horas del fenómeno. En el ámbito académico este hecho sería inaceptable porque el que recoge los datos, en el lugar del fenómeno, ha de realizar un informe lo más completo posible que permita después ser manejado por cualquier otro investigador, con la posibilidad de refutación del mismo. Un trabajo de recogida de datos en el lugar donde se ha producido un fenómeno si es incompleto o están alterados los datos nunca será aceptado como elemento para una validación posterior, ¿por qué? pues porque toda conclusión posterior será equivoca.

Por otra parte lo que dificulta el estudio científico de Ufología son los sesgos ideológicos, religiosos o culturales de testigos y de investigadores, que al no seguir un protocolo de investigación entran por la puerta grande al “país de las maravillas” que imposibilita o dificulta su posterior análisis.

Otra de las razones que veo tras varios años de observación del desarrollo de Ufología es que esta corriente cultural sigue siendo un coleccionismo de relatos que carece de objeto de estudio si no es abordado por las ciencias sociales. Ni si quiera, las imágenes presentadas en algunos casos han supuesto un aporte de conocimiento de alguna clase. Unas por estar demasiado lejos, otras por ser demasiado borrosas, otros por descubrirse causadas por objetos conocidos y otras por ser bulos. Durante varias décadas existía cierta lógica sobre la inexistencia de fotos detalladas, pero en el Siglo XXI, con la tecnología digital, millones o miles de millones de personas llevan a todas partes consigo los teléfonos móviles de alta calidad, y, sin embargo, no aparece ni una prueba incuestionable de visitas extraterrestres. ¿Un hecho extraño, verdad?

Y una de las razones más lamentables es que la Ufología moderna radica en lucro personal que se aleja mucho de la búsqueda de nuevos conocimientos. Pero como la Ufología no es una ciencia, aquí se acepta cualquier cosa.

Los investigadores del MUFON y del Geipan hace años elaboraron un protocolo reconocido mundialmente para la investigación ufológica. ¿Alguien ha intentado profundizar o seguir sus pautas? Tal vez en los años 70 – 80 sí, pero actualmente…

Después de 70 años de los fenómenos ya deberíamos ir aceptando que la Ufología es un fenómeno puramente social. ¿Qué es lo que tenemos en cualquier caso de avistamiento OVNI? Sólo la declaración de una persona que asegura ser testigo de dicho fenómeno. ¿Y a qué rama de la ciencia le corresponde investigar a esta persona? A las ciencias que estudian al hombre desde la Antropología, la Sociología o la Psicología. El fenómeno carece de un objeto de investigación científica que no sea el testimonio de una persona, no existe nada físico que se pueda estudiar. Sólo cabe realizar una investigación psicológica del testigo, pero en la mayoría de los casos, el investigador del fenómeno OVNI no es un psicólogo. En realidad, los defensores del fenómeno OVNI solo pueden basarse en testimonios de personas que aseguran ser testigos, siendo esta la única prueba de la que disponen.

¿POR QUÉ HAY MENOS MUJERES UFÓLOGAS?

Aclaradas las definiciones podemos proseguir con la pregunta ¿por qué hay menos mujeres ufólogas?

Para poder encontrar una respuesta razonable debemos adentrarnos al estudio de género porque sin definir el rol de la mujer en la sociedad, sería imposible contestar a esta pregunta. El concepto biológico de “sexo” se refiere al hecho de haber nacido varón o mujer. En cambio, el concepto sociocultural de “género” se refiere a lo que significa ser varón o mujer en una sociedad y un momento histórico determinado. El género establece expectativas sobre cómo deberían actuar las personas de uno y otro sexo en diversas situaciones.

Soy consciente de los espacios ganados en todos los ámbitos ya sea político, social, laboral, cultural, religioso, etc., y a pesar de los muchos obstáculos y las barreras impuestas por la sociedad claramente dominada por varones, las mujeres hemos demostrado la igualdad de condición y operación, que se nos entregó por nuestra calidad de ser humano y que no tiene nada que ver el ser varón, del ser mujer. Ahora mi pregunta es: ¿pasa lo mismo en la Ufología? Si en el Siglo XXI aparece la pregunta ¿por qué hay pocas mujeres ufólogas? Es evidente que no.

Para entender porque hay menos mujeres que se dedican a la ufología deberíamos analizar varios aspectos. Uno de ellos es la diferencia del funcionamiento del cerebro masculino y femenino que a su vez induce a diferentes comportamientos. .

Si observamos la evolución humana, vemos que hay cánones establecidos desde la prehistoria cómo procesos adaptativos y evolutivos, en el que ya los hombres y mujeres tenían una función debido a capacidades condicionadas por la fisiología. Los hombres proporcionaban recursos, defensa y protección, mientras que las mujeres se ocupaban del hogar, recolección y el cuidado de los niños. Estas funciones se debían a la naturaleza física de la especie humana para conseguir la supervivencia, evolución y desarrollo, con la repartición de tareas en las que cada uno podía especializarse. ¿Podría ser el patrón cultural una de las causas del porque hay menos mujeres en Ufología?

Opino que no, porque actualmente, en los países desarrollados hay nuevos valores y otra calidad de vida, en la que se busca la igualdad en las funciones. Los tiempos han cambiado, hombres y mujeres tienen una mayor educación, diferentes valores tanto negativos, como positivos, y gracias al desarrollo y al nivel de vida pueden cumplir prácticamente los mismos roles sociales, y aunque el rol de género se sigue dividiendo, el porcentaje es mucho más reducido.

Basándome en las investigaciones psicologías sobre las diferencias de comportamiento de mujeres y hombres, me inclino a pensar que el menor porcentaje de las ufólogas se puede deber a simple diferencia de gustos. Es evidente que a muchos hombres les gusta más el fútbol y todo lo relacionado con los coches, en comparación con las mujeres, aunque existen excepciones por supuesto.

Las diferencias que se hallan entre hombres y mujeres no son exclusivamente culturales, existe una base biológica que subyace en algunas de nuestras diferencias. Todavía no entendemos en profundidad cómo se manifiestan, pero las diferencias que existen entre géneros no son única y exclusivamente culturales.

Un conocido estudio científico realizado por los Expertos del Centro Nacional de Investigación de Primates Yerkes, ubicado en Atlanta, Estado de Georgia, entregaron a 11 machos y 23 hembras de monos Rhesus muñecos, coches y balones de juguete, y curiosamente, los machos eligieron más veces los balones y los coches, mientras que las hembras prefirieron los muñecos. Y en este caso, no hubo “normas” sociales que pudieran influir en el comportamiento. (http://www.yerkes.emory.edu/about/news/developmental_cognitive_neuroscience/toy_preferences.html)

¿Tal vez lo mismo ocurre con la Ufología? Es más que probable que a la mayoría de las mujeres, no les importen esos fenómenos, salvo excepciones. Además, viendo que desde el año 1947, la Ufología se basó en lo que no se ha determinado, lo que no se ha podido conocer o identificar, y estudió todo lo que no es, simplemente dejan de interesarse por el asunto y se acercan más a la parapsicología y ciencias ocultas, suponiendo que por lo menos les llena de fuerza interior y les enriquece espiritualmente y personalmente. Y si quieren saber algo de Ufología pueden hacer fácilmente desde el ordenador de su casa y leer las historias de viajes de los ufólogos.

Otra de las razones podría depender de la ocupación daría de las mujeres. Un estudio sociológico refleja la comparación de la ocupación diaria de hombres y mujeres.

Tabla1.

Duración media diaria dedicada a la actividad por las personas que la realizan. 2009-2010 (horas y minutos)

Hombres Mujeres
Cuidados personales (*) 11:33 11:26
Trabajo remunerado 7:55 6:43
Estudios 5:13 5:05
Hogar y familia 2:32 4:29
– Actividades para el hogar y familia no especificadas 1:22 1:37
– Actividades culinarias 0:55 1:44
– Mantenimiento del hogar 0:53 1:17
– Confección y cuidado de ropa 0:35 1:08
– Jardinería y cuidado de animales 1:54 1:08
– Construcción y reparaciones 1:51 1:22
– Compras y servicios 1:04 1:07
– Gestiones del hogar 0:57 0:46
– Cuidado de niños 1:46 2:22
– Ayudas a adultos miembros del hogar 1:41 1:40
Trabajo voluntario y reuniones 2:10 1:51
– Trabajo voluntario al servicio de una organización 2:34 2:40
– Ayudas informales a otros hogares 2:13 2:03
– Actividades participativas 1:43 1:15
Vida social y diversión 1:54 1:43
Deportes y actividades al aire libre 2:03 1:40
Aficiones e informática 2:05 1:38
Medios de comunicación 3:06 2:49
Trayectos y empleo del tiempo no especificado 1:25 1:21
(*) en los cuidados personales se incluye dormir, comer y beber, el aseo y vestido
Fuente: Encuesta de Empleo del Tiempo. INE

 

 

Tabla 2.

Duración media diaria dedicada a actividades de hogar y familia según tipo de hogar, por las personas que realizan dicha actividad. 2009-2010 (horas y minutos)

Hombres Mujeres
Pareja con hijos 2:34 4:45
Pareja sola 2:34 4:37
Otro tipo de hogar 2:34 4:26
Hogar unipersonal 2:23 3:38
Padre o madre solo, con algún hijo 2:15 3:48
Fuente: Encuesta de Empleo del Tiempo. INE

Observando las Tablas 1 y 2 resulta evidente que las mujeres gastan unas 8 horas más en las actividades diarias que los hombres, lo que a su vez nos lleva a la conclusión de que prácticamente les queda poco margen de tiempo para dedicarse a los hobbies, y en caso de que elijan alguno, este debería proporcionar algo más que relatos.

Con esta afirmación no pretendo aseverar que los hombres carecen de actitudes necesarias para racionar bien su espacio temporal, sino que tienen más tiempo libre y sus prioridades son diferentes.

Pero volvamos a la pregunta inicial ¿por qué hay menos mujeres ufólogas? Por supuesto que la proporción de ufólogas es menor al de los ufólogos por motivos anteriormente explicados, pero algunas mujeres siguen interesadas en el tema independientemente de que sean creyentes o no (ese no es el tema del articulo) y siguen aportando su granito de arena en este campo.

Expongo los nombres de algunas de ellas:

Ana Luisa Cid – ufóloga mexicana y profesora de educación primaria que comenzó su carera como investigadora del fenómeno OVNI en el año 1997. Colaboradora de programas especiales de History Channel, “Archivos Extraterrestres” y “Mexico’s Rosswell”. Reportera e investigadora de las cadenas japonesas Tokyo TV y Fuji Television Network.

Cheryll Jones – presentadora de televisión en CNN, The Weather Channel y los principales mercados de noticias de EE.UU. Colaboradora de MUFON.

Silvia y Andrea Pérez Simondini – Madre e hija ufólogas y creadoras del Museo OVNI en Argentina.

Rossana Tejeda – ufóloga de Orizaba, Veracruz, ingeniera química y profesora de la escuela secundaria en Orizaba, Veracruz.

Jane Thomas – traductora para CADIU y FSR. Fue cofundadora de FAECE. Jugó un rol importante en la reunión con J. Allen Hynek que viajó a Argentina en los 80.

Karen Ong – ufóloga, una enfermera y madre de tres hijos. Fundadora y directora de SCETTAL, Centro de Estudios de Tecnología y Vida Extraterrestre.

Carol Rosin – ufóloga, educadora galardonada, autora, consultora de Defensa Espacial. Fue la primera mujer gerente corporativa de una compañía aeroespacial, Fairchild Industries, donde, entre otras responsabilidades, fue portavoz de “el padre de rocketry, “Dr. Wernher von Braun.

El Dr. von Braun le reveló información sobre las conspiraciones del gobierno para mantener en secreto la existencia de ETs. Este caso la llevó a testificar ante la Cámara y el Senado de los Estados Unidos. Es fundadora del Instituto para la Seguridad y la Cooperación en Espacio Exterior.

Ruth Gerstel – ufóloga, autora de Primer Diccionario Argentino de Ovnilogia (1988), que había surgido como una iniciativa de la misma FAECE.

Paola Harris – ufólofa, periodista de investigación que sigue en la búsqueda de la verdad sobre los OVNIs. Varios libros publicados sobre el tema. Paola ha hecho una contribución importante a este tema al poner en el dominio público un vasto cuerpo de testimonio directo de figuras clave en este campo. Se ocupa de los temas OVNIs y Exopolítica.

Gwen Farrell – ufóloga que después de practicar la hipnoterapia general en Phoenix, se involucró en el campo de la ufología . Dirige un grupo de apoyo Experiencer en Phoenix y ha cooperado con grupos de apoyo en el Congreso Internacional UFO. Es miembro y terapeuta de ACCET y OPUS, miembro de MUFON y una de las editoras de MUFON UFO Journal.

Veronica Wells – ufóloga, estudió en el Instituto de Psicología y la Escuela de Comunicaciones y Artes de la Universidad de São Paulo. Su padre, el renombrado investigador José Carlos Paz García fundó en 1955 la primera organización dirigida a la investigación del fenómeno OVNI en América Latina, el I.P.R.I. (Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias). Participó en muchas investigaciones del fenómeno OVNI.

Mercedes Casas – ufóloga de Salta Argentina y gran amiga que investiga los crop cirles.

Irene McCammon– ufóloga, Ph.D. en fisiología de la Universidad de Missouri, fue Profesora Asistente de Biología en la Universidad St. Bonaventure y ha realizado investigaciones y docencia en la Universidad de Cornell, la Universidad Estatal de Ohio y la Universidad de Nevadadoctora. Libro publicado: OVNIs HOY, 70 años de mentiras, desinformación y encubrimiento del gobierno.

Martha Beatriz González – ufóloga argentina, fundadora en los 70 del grupo GIVE. Fue una de las pioneras en estudiar el caso UMMO junto a su novio Adalberto Ujvari, Lic.

Débora Goldstern – ufóloga argentina, creadora de un blog único en más de un aspecto, fuente de fascinantes informaciones. Bibliotecaria, estudiosa hasta la médula del “mundo subterráneo” y civilizaciones desaparecidas.

Geneviève Vanquelef – ufóloga francesa que investiga los fenómenos OVNI desde el año 1968 y que afirma que todos deberíamos separar la realidad de la ficción. Escribió libros como: “El fenómeno abducción”, “Interventions-Captures “.

Linda Milton Howe – ufóloga y defensora de una variedad de teorías de la conspiración, incluyendo su investigación de mutilaciones del ganado. Actualmente tiene su sede en Albuquerque, Nuevo México.

Jenny Randalf – ufóloga, licenciada en Física y Geología. Publicó alrededor de 50 libros sobre los fenómenos OVNI y fenómenos paranormales.

Cynthia Hind – ufóloga. Nació y creció en Sudáfrica. Licenciada en la filología Inglesa y psicología. Durante la II Guerra Mundial se unió a la Fuerza Aérea del Ejército Femenino de Sudáfrica ( WAAF ), donde sirvió tres años en la sección de Control de Movimiento y Radar hasta el final de la Segunda Guerra Mundial . Hind era miembro del Soroptimist , sirviendo como presidente del club de Harare en 1979-1980 , y presidente nacional de Zimbabwe en 1984-1986 . Desde el 1988 fue redactora de UFO AFRINEWS.

La lista puede seguir porque faltan muchas ufólgas por nombrar.

Y supongo que os preguntaréis ¿y con España que pasa? Lamentablemente el caso de España es diferente. El país ha vivido bajo la dictadura franquista durante más de 35 años. Y si algún hombre pudo haberse aficionado a la Ufología en aquellos tiempos, las mujeres no tuvieron ese privilegio.

He elaborado dos mapas que reflejan la recepción de informes OVNI en dos periodos políticos entre los años 1940 – 1979 y 1980 – 2012, que permiten comparar la cantidad de informes OVNI durante los periodos de la dictadura y de la democracia.

Mapa 1

Recepción informes OVNI de 1940 a 1979. Mercedes Pullman (NEWCAT, NELIB, LANIB)

Mapa 2

Recepción informes OVNI de 1980 a 2012. Mercedes Pullman (NEWCAT, NELIB, LANIB)

A simple vista se observa el aumento de los informes de avistamientos OVNI en la época de transición y democracia.

¿Había mujeres que recogieron los testimonios de testigos de avistamientos en los tiempos de transición política española? No, porque estaban aprendiendo a ser libres y luchaban por aseverar sus derechos sociales y laborales. No creo que en aquella época les importaba mucho si alguien ha visto las luces extrañas en el cielo.

Sin embargo, no podemos olvidar de las mujeres que se reunían junto a los hombres en el sótano del madrileño Café Lion que se llamaba la “Ballena alegre” y a quienes las llamaban “tertulianas”. No recopilaron relatos de los testigos de los avistamientos OVNI, pero siguieron con pasión, algunas acompañando a sus maridos al fraudulento caso de UMMO porque creían en él. Son: Alicia Araujo, Balbina Barrera, Isabel Nido, Regina Sandras, Victoria Iruretaguylna, Alicia Araonjo, María Ascensión y Ciberira Gómez.

Tampoco podemos olvidar de la ufóloga alemana afincada en Madrid Hilde Menzel, una de las piezas clave de la ufología española. Fue cofundadora, junto con Fernando Sesma, de la Sociedad de Amigos de los Visitantes del Espacio (BURU) y vivió muchos de los momentos culminantes del fenómeno OVNI en nuestro país.

Y para concluir…

Después de todo lo expuesto anteriormente espero que los ufólogos cambien su punto de vista sobre la participación de las mujeres en Ufología. Queda más que demostrado que hay muchas mujeres ufólogas en el mundo, aunque en proporción menor que los ufólogos.

Pero sobre todo, no deberíamos olvidar que la Ufología es un fenómeno social y que se está convirtiendo en un interesante tema de estudio para científicos de varias disciplinas de ciencias humanas. Esto la convierte en un hobby que pueden elegir tanto hombres como mujeres y que dependerá de las prioridades de cada uno/a, los gustos y del tiempo que quieren dedicar a él.

Bibliografia

Yerkes Researchers Find Sex Differences in Monkey Toy Preferences Similar to Humans. http://www.yerkes.emory.edu/about/news/developmental_cognitive_neuroscience/toy_preferences.html)

Video del experimento: https://www.youtube.com/watch?v=Bm9xXyw2f7g

*Benson, Nigel C. (1998). Psicología para todos. (p. 136-144). Barcelona: Paidos.

The Distance Between Mars and Venus: Measuring Global Sex Differences in Personality. Published: January 4, 2012, https://doi.org/10.1371/journal.pone.0029265

Identidad de género: una mirada más allá de las diferencias entre hombres y mujeres. Marlien de la Caridad Rodríguez Figueredo, http://www.eumed.net/rev/cccss/21/mcrf.html

Relaciones de equidad entre hombres y mujeres. Análisis crítico del entorno familiar. Isabel Vega-Robles. Instituto de Investigaciones Psicológicas, Universidad de Costa Rica. Actual. psicol. v.21 n.108 San José 2007

Psicología y género: la significación de las diferencias. Amparo Bonilla Campos.Institut Universitari d’Estudis de la Dona. Universitat de València

 

Mercedes Pullman

Mercedes Pullman

Miembro del equipo en Planetaincognito
Mercedes Pullman Nació en la URSS. Licenciada en filología rusa y Antropología Social y Cultural. Vicepresidenta de la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Populares. Colaboradora del programa de radio Planeta Incognito. Directora del portal INCEA (Investigación Cientifica de Exoeriencias anómalas)
Mercedes Pullman

Últimos Artículos de Mercedes Pullman (ver todos)

Quizás también te interese...

Deja Un Comentario

1 Comentario on "¿Por qué hay pocas mujeres ufólogas? Los Ovnis y las mujeres"

Notificar de:
avatar
Ordenar por:   más nuevos | más antiguos | más votados
Alejandra
Guest

Es interesante el tema que abordas, yo soy mujer y la verdad siento que desde hace más de 10 años mi concepción en cuanto a la vida en otros planetas ha tomado un rumbo que no tiene vuelta atrás, investigo diariamente desde mi ordenador pero sí que me gustaría tener una formación en ufologia; actualmente soy abogada y parece ser que la manera de convertirte en ufóloga es por tu propia cuenta, en mi país Ecuador apenas hay un investigador de este fenómeno y las mujeres bien dices tú… en otra fiesta. Saludos y felicitaciones desde Sudamérica.

wpDiscuz