ASGARDIA, la nación independiente espacial, pone su “primera piedra” en el espacio

En el día de ayer, el proyecto de nación espacial de Asgardia colocaba su primera piedra en el espacio con el lanzamiento y puesta en órbita de su primer satélite.  El objetivo, fundar una nación espacial independiente en las próximas décadas.

El año pasado el científico ruso Igor Ashurbeyli anunció la formación de Asgardia, una nación virtual que tiene el objetivo de convertirse en una nación espacial independiente en un futuro próximo.

Desde entonces, ha alcanzado unos 117.000 registros de potenciales pobladores y han creado incluso una constitución. El último gran avance para la creación del nuevo estado independiente espacial, se dio este pasado domingo cuando se lanzó su primer satélite al espacio.

Asgardia-1 un satélite llamado a reclamar un territorio, espacial

El satélite denominado Asgardia-1 se lanzó finalmente este pasado Domingo y orbitará alrededor de nuestro planeta con el objetivo último de reclamar un territorio espacial.

En el espacio cada nación es propietaria de sus propios satélites, pero el espacio en sí, de momento, no es propiedad de nadie y estaría, virtualmente,  al margen de las leyes de la Tierra y por tanto debería ser posible reclamar una región como territorio nacional, O eso piensa

Para su lanzamiento se aprovechó la octava misión de entrega de carga de la empresa Orbital ATK a la Estación Espacial Internacional (ISS) como parte del contrato que tiene la compañía con la NASA.

Dentro de un cohete Antares de Orbital ATK, viajaba la nave de carga Cygnus con alimentos, bienes de primera necesidad y material para experimentación. También dentro de Cygnus, viajaba primer el satélite “asgardiano”. Unas 3’4 Toneladas de cargamento de las cuales 0’5 corresponderían al satélite de la futura nación espacial.

 ¿Qué viaja en el satélite Asgardia-1?

En el satélite “Asgardianés” viajan la constitución de Asgardia, sus símbolos nacionales e información personal seleccionada de sus primeros 100.000 “ciudadanos”.

Lo que hace diferente a este satélite de otros es principalmente su misión. Como muchos otros satélites orbitará nuestro planeta, pero este es el primero en el mundo que representa un nuevo territorio. Ashurbeyli, fundador de la idea de Asgardia, dijo textualmente en unas declaraciones que “Asgardia-1 tomó toda la esencia de la nación (Asgardia): esto es, su constitución, sus símbolos nacionales y todos los ciudadanos Asgardianos – virtualmente hablando”

La misión principal de la cápsula Cygnus en la que viaja es recargar víveres y llevar material a la Estación Espacial Internacional (ISS). Tras llegar a la estación, lugar donde permanecerá hasta primeros de diciembre, se desacoplará temporalmente para ascender a una altura superior y dejar el satélite Asgardia-1 en órbita.

¿Un proyecto alocado o una propuesta futurista seria?

Por alocado que pueda parecer (casi parece una broma), Ashurbeyli se está tomando bastante en serio su proyecto y no hay más que ver que, en apenas un año, el proyecto tiene una web propia con una comunidad virtual (www.asgardia.space/en) y, desde hace unas horas, una primera “piedra” en forma de satélite de su próximo estado (o reino si somos rigurosos con la traducción) espacial.

Según nos informa Space.com, llega hasta tal punto el convencimiento y entrega del científico ruso que en estos momentos estaría dirigiendose a Washington DC para discutir, ni más ni menos que la posibilidad de converstirse en una nación completa respaldada por la ONU.

Y más aún, si os queréis registrar o pasar por el portal de Asgardia, descubriréis que las elecciones parlamentarias transcurrirán  el año que viene, por supuesto, virtualmente.

Elecciones, un próximo hito al que, ahora mismo, cualquier ciudadano virtual de Asgardia puede presentarse.  Los futuros miembros del parlamento representarán a sus votantes y estarán encargados (como en cualquier país del planeta), de crear leyes, organizar referendums, así como de elegir ministros y jueces.

Nos queda sólo la intriga de saber cuál será su rey si, tal y como figura en su web, Asgardia, va a ser un “Reino Espacial”. Todo ello por supuesto suponiendo que el proyecto prospere.

Lena De Winne, CEO y Vicepresidenta de la Organización No Gubernamental Asgardia, mencionó que las identificaciones nacionales e incluso los pasaportes ya estarían en proceso. Mientras tanto es posible descargarse un bonito certificado desde la propia web si uno se registra.  Los diferentes carnets serán distribuidos a través de embajadas que Asgardia plantea establecer en los distintos continentes.

Nos queda sólo  quedar a la espera de los siguientes pasos de este curioso y futurista proyecto de nación espacial que no deja de recordarnos a la estación espacial de 2001 una odisea en el espacio o la nación elitista de la película Elysium, si bien en el caso de Asgardia, sería virtualmente accesible a más ciudadanos.

Por cierto, el señor, Igor Ashurbeyli (fotografía), fundador de Asgard, no es un simple empresario loco que quiere ir al espacio, es Doctor en Ciencias e Ingeniería con una especialización en Ciencias de la computación, fue presidente de la Asociación de producción científica Almaz (vinculada a la investigación militar) durante 11 años, y en 2013 fundó el Centro de Investigación Aerospacial AIRC como un instituto dependiente de la Academia de Ciencias Austríaca (OAW).

¿Y qué más viajaba en la nave Cygnus?

Pues ya con destino a la Estación Espacial y como hemos mencionado, se han transportado víveres y material para diferentes investigaciones.

Entre el material viajan el ECAMSAT, un pequeño satélite que se usará para estudiar el efecto de la microgravedad sobre la resistencia antibiótica de la bacteria Escherichia Coli. Dicha bacteria es la responsable de un gran número de infecciones gastrointestinales y urinarias.

También viaja el OCSD (Optical Communications and Sensor Demonstration) , proyecto que estudiará la transmisión óptica a alta velocidad de información. Está destinada a mejorar la comunicación de pequeñas naves en el espacio a través de láseres.

Otros dos proyectos están destinados, de un lado, a estudiar la fijación del nitrógeno en condiciones de ingravidez, y  de otro a investigar una posible mejora de las comunicaciones de cara a la ampliación de la exploración espacial. Este último proyecto, denominado ISARA (Integrated Solar Array and Reflectarray Antenna)  (ISARA), consiste en una antena de comunicaciones solar y un panel solar híbrido que es capaz de enviar y recibir mensajes. ISARA podría dar solución al envío y recepción de información desde largas distancias tanto en la Tierra como en el espacio y se probará en pequeños satélites tipo Cubestat.

Fuentes y más información

https://en.wikipedia.org/wiki/Aerospace_International_Research_Center

https://en.wikipedia.org/wiki/Austrian_Academy_of_Sciences

https://en.wikipedia.org/wiki/Igor_Ashurbeyli

https://asgardia.space/en/

https://www.space.com/38751-orbital-atk-cygnus-space-station-cargo-launch-crs8.html

https://www.space.com/38768-cygnus-oa8-delivers-supplies-to-space-station.html

https://www.nasa.gov/centers/ames/engineering/projects/ecamsat

https://www.nasa.gov/press-release/nasa-space-station-cargo-launches-aboard-orbital-atk-mission

Héctor Montoya

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito en Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio
Héctor Montoya

Quizás también te interese...

Deja Un Comentario

Sé el primero en comentar

Notificar de:
avatar
wpDiscuz

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

TAMPOCO NOS GUSTA EL SPAM

Sólo te mandaremos nuestro boletín semanal de noticias de Planeta Incógnito,  y tu e-mail estará a buen recaudo

Gracias, te acabas de suscribir correctamente!