Conoce a Oumuamua, el visitante que fascina a los científicos

Ya conocemos el nombre del misterioso objeto interestelar que se pasó a visitarnos el pasado mes.

El anuncio lo realizo la Unión Astronómica Internacional  este pasado 14 de noviembre, entidad que ha acordado que el nombre del lejano visitante sea  “Oumuamma”, un vocablo hawaiano que significaría “primera llegada de un mensajero lejano”, o simplemente “primero“.

Sin embargo aún con nombre, y datos sobre su estado actual, aún encierra muchas incógnitas para los científicos, veremos porqué.

Oumuamua primer visitante interestelar del Sistema Solar deslumbra a los científicos

Recientemente, los astrónomos se apresuraron a observar un intrigante asteroide que se deslizaba a través del sistema solar en una trayectoria empinada desde el espacio interestelar, el primer objeto confirmado de otra estrella.

Concepto del artista del asteroide interestelar 1I / 2017 U1 (Oumuamua) a su paso por el sistema solar después de su descubrimiento en octubre de 2017. La relación de aspecto de hasta 10: 1 es diferente a la de cualquier objeto visto en nuestro propio sistema solar.
Créditos: European Southern Observatory / M. Kornmesser

 

Ahora, nuevos datos revelan que el intruso interestelar es un objeto rocoso en forma de cigarro con un matiz algo rojizo. El asteroide, llamado ‘Oumuamua’ por sus descubridores, mide hasta 400 metros de largo pudiendo ser, tal vez, 10 veces más largo que ancho.

Y es esa relación de aspecto la que fascina y deslumbra a los científicos. ya que sería muy diferente cualquier asteroide o cometa observado en nuestro sistema solar hasta la fecha. Tal vez esa forma pueda proporcionar nuevas pistas sobre cómo se formaron otros sistemas solares.

Las observaciones y los análisis fueron financiados en parte por la NASA y aparecen en la edición del 20 de noviembre de la revista Nature. Sugieren que este objeto inusual había estado deambulando por la Vía Láctea, sin estar conectado a ningún sistema estelar, durante cientos de millones de años antes de su encuentro fortuito con nuestro sistema estelar.

“Durante décadas hemos teorizado que tales objetos interestelares están ahí, y ahora, por primera vez, tenemos evidencia directa de que existen”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA en Washington. “Este descubrimiento de la historia está abriendo una nueva ventana para estudiar la formación de sistemas solares más allá del nuestro”.

Inmediatamente después de su descubrimiento, los telescopios de todo el mundo, incluido el Very Large Telescope  que el Observatorio Espacial Europeo (ESO) tiene en Chile y otros observatorios de todo el mundo, fueron llamados a la acción para medir la órbita, el brillo y el color del objeto. La urgencia de ver desde los telescopios terrestres fue vital para obtener la mejor información.

Combinando las imágenes del instrumento FORS en el telescopio ESO, un equipo de astrónomos dirigido por Karen Meech del Instituto de Astronomía en Hawai descubrió que ‘Oumuamua’ varía mucho en brillo debido a su rotación. Ningún asteroide o cometa conocido de nuestro sistema solar varía demasiado en brillo, esto tenía que deberse a su rotación y  a la proporción tan grande entre largo y ancho.

“Esta variación inusualmente grande en el brillo significa que el objeto es muy alargado: aproximadamente diez veces más largo que ancho, con una forma compleja y complicada”, dijo Karen J. Meech. También encontramos que tenía un color rojizo, similar a los objetos en el sistema solar exterior, y confirmó que es completamente inerte, sin el más mínimo rastro de polvo a su alrededor”.

Estas propiedades sugieren que ‘Oumuamua’ es denso, compuesto de rocas y posiblemente metales. No contiene agua ni hielo, y que su superficie se enrojeció debido a los efectos de la irradiación de los rayos cósmicos a lo largo de cientos de millones de años.

Unos pocos telescopios terrestres grandes siguen rastreando el asteroide, aunque, logicamente, este se está desvaneciendo rápidamente a medida que se aleja de nuestro planeta. Dos de los telescopios espaciales de la NASA (Hubble y Spitzer) están rastrean el objeto durante la semana del 20 de noviembre.

DATOS Y POSICIÓN ACTUAL.

A partir del 20 de noviembre, Oumuamua viajará alrededor de 38’3 kilómetros por segundo (unas 85.700 millas por hora) en relación con nuestro Sol. Se encuentra a unos 200 millones de kilómetros  (124 millones de millas) de la Tierra, la distancia entre Marte y Júpiter. Su camino de salida del sistema solar está a tan sólo unos 20 grados del encima del plano de los planetas que orbitan alrededor del Sol.

El objeto sobrepasó la órbita de Marte alrededor del 1 de noviembre y pasará la órbita de Júpiter en mayo de 2018. Viajará más allá de la órbita de Saturno en enero de 2019 y cuando abandone nuestro sistema solar, Oumuamua se dirigirá a la constelación de Pegaso.

CONTINUARÁN LAS OBSERVACIONES

Las observaciones de los grandes telescopios terrestres continuarán hasta que el objeto se vuelva demasiado débil para ser detectado, en algún momento después de mediados de mes de diciembre. El Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra ( CNEOS ) de la NASA continúa tomando todas las medidas de rastreo disponibles para refinar la trayectoria del UI1I 2017 al salir de nuestro sistema solar.

Este extraordinario objeto fue descubierto el 19 de octubre por el telescopio Pan-STARRS1 de la Universidad de Hawai, un telescopio financiado por el Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra (NEOO) de la NASA que encuentra y rastrea asteroides y cometas en el vecindario de la Tierra.

Proviniente de la dirección de la estrella Vega,en la constelación de Lyra, Oumuamua puede llevar viajando cerca de 300.000 añ0s. o más incluso si tomamos como origen esa constelación ya que en aquel entonces Vega no ocupaba la misma posición.

OUMUAMUA, UN OBJETO INTERESTELAR

Originalmente se clasificó como un cometa, las observaciones de ESO y de otros lugares no revelaron signos de actividad cometaria después de pasar el 9 de septiembre frente al Sol a una velocidad vertiginosa de 196,000 millas por hora (87.3 kilómetros por segundo).

Desde entonces, el objeto ha sido reclasificado como asteroide interestelar1I/2017 U1 por la Unión Astronómica Internacional (IAU), que es responsable de otorgar nombres oficiales a los organismos del sistema solar y más allá. Además del nombre técnico, el equipo Pan-STARRS lo denominó ‘Oumuamua‘ (que se pronuncia oh MOO-uh MOO-uh), que es hawaiano para ” un mensajero de lejos que llega primero ”.

Los astrónomos estiman que un asteroide interestelar similar a Oumuamua pasa a través del sistema solar interno aproximadamente una vez al año, pero son débiles y difíciles de detectar y se han perdido hasta el día de hoy. Recientemente, los telescopios topográficos, como Pan-STARRS, son lo suficientemente potentes como para poder descubrirlos.

Paul Chodas, gerente del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra en el Jet Populsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California,  dijo textualmente :  “Es un visitante extraño de un sistema estelar lejano, en forma de nada que hayamos visto en nuestro propio vecindario del sistema solar”.

Los científicos se sorprendieron y se deleitaron al detectar, por primera vez, un asteroide interestelar que pasaba por nuestro sistema solar. Las observaciones adicionales trajeron más sorpresas: el objeto tiene forma de cigarro con un matiz algo rojizo. El asteroide, llamado ‘Oumuamua por sus descubridores, mide hasta un cuarto de milla (400 metros) de largo y es muy elongado, tal vez 10 veces más largo que ancho. Eso es diferente a cualquier asteroide o cometa observado en nuestro sistema solar hasta la fecha, y puede proporcionar nuevas pistas sobre cómo se formaron otros sistemas solares.
Créditos: NASA JPL

Fuentes:

 https://www.nasa.gov/feature/solar-system-s-first-interstellar-visitor-dazzles-scientists

https://www.eso.org/public/spain/news/eso1737/

Héctor Montoya

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito en Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio
Héctor Montoya

Quizás también te interese...