Las crias de Pterosaurio también necesitaban mimos

El descubrimiento de 215 huevos de pterosaurio fosilizados, con los embriones en buen estado, ha revelado que los bebés Pterosaurio probablemente no podrían volar después de la eclosión del huevo y necesitarían que sus padres les cuidasen.

The young of the pterosaur Hamipterus tianshanensis likely couldn't fly at birth. Credit: Zhao Chuang
La cría del pterosaurio Hamipterus tianshanensis era probablemente incapaz de volar nada más nacer. Creditos: Zhao Chuang

Al examinar 16 embriones dentro de estos huevos parece ser que los pequeños pterosaurios  al salir del huevo necesitarían cuidados, como una cría de mamífero desarrollado tras el parto o un pájaro nada más nacer.

Un nuevo estudio enfocado en estos huevos sugiere que los huesos del muslo de las crías de pterosaurio estaban bien desarrollados, así que los reptiles podrían caminar poco después de la eclosión del huevo.

Sin embargo, debido a que los huesos del músculo pectoral,  aún estaban subdesarrollados, parece poco probable que los pterosaurios recién nacidos pudieran volar.

“Los huesos relacionados con el vuelo estaban menos desarrollados u osificados que los huesos de la extremidad posterior, lo que indica que las crías podrían caminar, pero no volar”, indicó el co-investigador del estudio, Alexander Kellner, paleontólogo del Museo Nacional de Brasil y la Universidad Federal de Río de Janeiro,  a la revista digital a Live Science.

Los pterosaurios vivieron durante la era de los dinosaurios, pero no se les considera dinosaurios como tales, ya que,  estrictamente, no pertenecen a esa rama Dinosauria, si bien son descendientes de los Archosaurios, de quiénes también descendían los dinosaurios, de modo que serían “primos lejanos” de ellos.  Estos reptiles alados, “dragones” en toda regla, se extinguieron cuando un asteroide de 10 kilómetros de longitud se estrelló contra la Tierra hace 65 millones de años.

El hecho de que se reprodujeran por huevos, si bien era una teoría ya existente, no se confirmó hasta el año 2004, cuando ciertos investigadores anunciaron que habían encontrado dos huevos de pterosaurio en China y uno en Argentina. Ambos contenían embriones bien desarrollados, según D. Charles Deeming, profesor principal en la Escuela de Ciencias de la Vida de la Universidad de Lincoln en el Reino Unido. Demming  escribió un artícul0 sobre el nuevo estudio, pero no participó en la nueva investigación.

Dado que las crías de estos reptiles, no podrían probablemente volar inmediatamente después de nacer,  es muy posible que necesitase cuidados por parte de sus padres, algo parecido a lo que sucede con los pájaros actuales.

DONDE SE ENCONTRARON LOS HUEVOS

Los investigadores encontró los huevos de pterosaurio en la región de Hami de Xinjiang, al noroeste de China. El estudio de campo duró de 2006 a 2017.

Además de encontrar los huevos de 120 millones de años, los investigadores descubrieron restos fósiles de pterosaurios machos y hembras conocidos como  Hamipterus tianshanensis. El nombre haría referencia al lugar donde se hallaron (Hami) y a las montañas cercanas de Tian Shan.

El tamaño de los huevos es relativamente pequeño, entre 6 y 8 cm de largo, pero la conservación era óptima y muchos se conservaban prácticamente intactos y sin eclosionar, lo que favoreció su estudio. Para investigar los embriones en su interior, los científicos utilizaron un escáner de tomografía computarizada (TC), una máquina que toma cientos de radiografías y luego las organiza en una imagen 3D virtual.

Ninguno de los 16 embriones tenía aún dientes, lo que sugiere que o los embriones aún no habían desarrollado los dientes o que  el crecimiento dental se retrasó  en  la especie  a estudio (H. tianshanensis) en comparación con otros reptiles modernos, incluidos lagartos y cocodrilos.

El equipo también encontró otra prueba de que el H. tianshanensis se desarrolló lentamente.

A medida que crecían los pterosaurios, sus huesos desarrollaban ciertas líneas que, como los anillos de crecimiento de un árbol, indicaban la edad que tenían. La anatomía de un hueso de un pterosaurio de 2 años de edad demostró que aún estaba creciendo en el momento de su muerte de modo que estos reptiles deberían tardar un tiempo en llegar a la edad adulta.

El descubrimiento de numerosos huevos también proporciona pistas de que estos pterosaurios del Cretácico inicial anidaron en colonias en palabras del investigador principal del estudio, Xiaolin Wang, paleontólogo del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia China de Ciencias en Beijing. .

“Nuestro estudio implica la crianza colonial de  Hamipterus , e indica  que el comportamiento gregario podría haber sido generalizado entre pterosaurios derivados más evolucionados], dijo Wang a la revista electrónica Live Science.

Los huevos mismos también revelaron pistas sobre el comportamiento de la puesta de huevos. Estos deberían ser enterrados en lugares húmedos para evitar que se secasen y muriese el embrión ya que sus cáscaras eran muy blandas. Si estos huevos fueron enterrados, eso significaría que los padres no se sentaron sobre ellos como hacen muchas aves modernas para incubarlos.

Sin embargo, la presencia de cadáveres de adultos podría indicar, según Deeming, que los adultos podrían haber asistido o defendido los nidos.

El estudio fue publicado en línea hoy (30 de noviembre) en la  revista Science .

LOS PTEROSAURIOS

Aunque probablemente los más conocidos sean en la actualidad sean el pteranodón y los pterodáctilos en general, los pterosaurios estaban conformados por una gran variedad de especies  de todos los tamaños, desde el Jeholopterus de apenas 1 metros hasta monstruosos animales de más de 10 metros de envergadura como el Quetzalcoatlus.

 

 

 

Tamaño en comparación con el hombre
Tamaño en comparación con el hombre

Fuente y más info:

El Estudio: http://science.sciencemag.org/lookup/doi/10.1126/science.aan2329

https://www.livescience.com/61067-pterosaur-babies-could-not-fly.html

http://science.sciencemag.org/content/358/6367/1124

Héctor Montoya

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito en Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio
Héctor Montoya

Quizás también te interese...

Deja Un Comentario

Sé el primero en comentar

Notificar de:
avatar
wpDiscuz

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

TAMPOCO NOS GUSTA EL SPAM

Sólo te mandaremos nuestro boletín semanal de noticias de Planeta Incógnito,  y tu e-mail estará a buen recaudo

Gracias, te acabas de suscribir correctamente!