¿Hay realmente en Las Vegas almacenes con aleaciones de “ovnis”? La Polémica está servida.

<strong>¿Tiene Estados Unidos vestigios de objetos voladores extraterrestres?</strong> Fotograma de la película "La Tierra contra los platillos volantes (1956)".
¿Tiene Estados Unidos vestigios de objetos voladores extraterrestres? Fotograma de la película “La Tierra contra los platillos volantes (1956)”.

The New York Times publicó una historia apasionante el pasado sábado (16 de diciembre) de las que nos hicimos eco y que revelaba el gasto de una partida 22 millones de euros anuales por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos que habría tenido lugar entre los años 2007 y 2012 destinado, ni más ni menos, que a la investigación de ovnis. 

La historia incluyó tres revelaciones exclusivas que según el portal LiveScience habrían sido diseñadas para impresionar a los lectores:

  1. Muchas personas de alto rango en el gobierno federal creían que los extraterrestres han visitado el planeta Tierra.
  2. Los pilotos militares han grabado videos de OVNIs con capacidades que parecen superar a todos los aviones humanos conocidos, cambiando de dirección y acelerando en formas que ningún avión de combate o helicóptero podría lograr.
  3. En un grupo de edificios en Las Vegas, el gobierno almacenaría aleaciones y otros materiales que se cree están asociados con los ovnis.

Los puntos uno y dos nos son demasiado raros, en eso estamos de acuerdo. Mucha gente está abierta (nos incluimos, aunque lejos de creer queremos saber) a la posibilidad de visitantes extraterrestres , y es bastante conocido que los pilotos a veces se encuentran con fenómenos extraños o anómalos fenómenos en el aire. Otra cosa es conocer cuál la causa real de estos fenómenos. Podrían ser tanto confusiones de los pilotos como otros proyectos militares secretos o, porqué no, visitantes extraterrestres.

Sin embargo, el punto número 3, las “extrañas aleaciones” (que recuerdan a las que se “alojaban” en el área 51) habría planteado la polémica entre la comunidad científica.

YENDO A LA CUESTIÓN

En el artículo que encontramos en la red sólo podemos leer que  <<bajo la dirección del multimillonario  Bigelow se modificaron edificios de Las Vegas y en ellos se almacenaron  “aleaciones metálicas y otros materiales que el Sr. Elizondo y los contratistas del programa dijeron que habían sido recuperados de fenómenos aéreos no identificados”. Los investigadores también estudiaron a personas que dijeron que habían experimentado efectos físicos por los encuentros con los objetos y los examinaron por cualquier cambio fisiológico. Además, los investigadores hablaron con miembros del servicio militar que habían informado sobre avistamientos de aviones extraños>>.

Sin embargo en el canal de la televisión por cable norteamericana MSNBC, uno de los tres autores del artículo e informe del New York Times dijo lo siguiente en MSNBC sobre las aleaciones: “Tienen, como informamos en el documento, un material de estos objetos que está siendo estudiando por los científicos para que estos puedan encontrar una causa que explique sus increíbles propiedades, la tecnología de estos objetos, sean lo que sean “.

Cuando se le preguntó cuáles eran los materiales, Blumenthal dio una respuesta si cabe más fantástica: “No lo saben. Lo están estudiando, pero es un tipo de compuesto que no reconocen”.

LO QUE OPINAN LOS CIENTÍFICOS SOBRE LOS “MATERIALES EXTRAÑOS”

Las breves palabras de Blummenthal sobre los materiales, algo no necesariamente ligado a los avistamientos,  parecen bastante increíbles, más si las analiza un experto. La revista de divulgación LiveScience menciona en sus páginas que contactó con expertos químicos y metalúrgicos expertos en aleaciones, y estos no creen que la no detección de los materiales sea posible..

“No creo que sea plausible que haya aleaciones que no podamos identificar“, dijo a Live Science Richard Sachleben, químico retirado y miembro del panel de expertos de la American Chemical Society. “¿Mi opinión? Eso es completamente imposible”.

Las aleaciones son mezclas de diferentes tipos de metales elementales . Son muy comunes, de hecho, dijo Sachleben, son más comunes en la Tierra que los metales elementales puros, y se comprenden muy bien. El latón es una aleación como lo es el acero. Incluso el oro más natural en la Tierra es una aleación compuesta de oro elemental mezclado con otros metales, como la plata o el cobre.

“Hay bases de datos de todas las fases conocidas [del metal], incluidas las aleaciones”, dijo May Nyman, profesor del Departamento de Química de la Universidad Estatal de Oregon, a Live Science. Esas bases de datos incluyen técnicas sencillas para identificar aleaciones de metales.

Si apareciera una aleación desconocida, Nyman dijo que sería relativamente simple averiguar de qué estaba hecha.

Para las aleaciones cristalinas, aquellas en las que la mezcla de átomos forma una estructura ordenada, los investigadores usan una técnica llamada difracción de rayos X.

“La longitud de onda de los rayos X es aproximadamente del mismo tamaño que la distancia entre los átomos [de aleaciones cristalinas]”, dijo Nyman, “entonces eso significa que cuando los rayos X entran en un material bien ordenado, difractan [cambian de forma y intensidad] … y a partir de ese [patrón] de difracción puede obtener información que le dice la distancia entre los átomos, lo que son los átomos y qué tan bien ordenados están los átomos. Le dice todo acerca de la disposición de sus átomos “.

Con aleaciones amorfas no cristalinas, el proceso es un poco diferente, pero no mucho.

“Estas son todas las técnicas estándar en los laboratorios de investigación, así que si tuviéramos metales tan misteriosos, podrías llevarlo a cualquier universidad donde se realice una investigación, y ellos podrían decirte cuáles son los elementos y algo sobre la fase cristalina en pocas horas. “, Dijo Nyman.

Sachleben estuvo de acuerdo.

“No hay aleaciones en un almacén que no podamos descifrar cuáles son. De hecho, es bastante simple, y cualquier estudiante de posgrado metalúrgico razonablemente bueno puede hacerlo por usted”, dijo.

Nyman dijo que si los metales caían de algún avión misterioso, algunos experimentos forenses responderían rápidamente a muchas preguntas sobre ese avión.

“¿Cómo ha cambiado el trozo de metal?” Nyman dijo. “Desde mi perspectiva de científico, ese es el tipo de pregunta que haría. Tal vez, si tiene que ver con la política mundial, y queremos saber de dónde viene el metal, tal vez haya algún análisis que pueda llevarlo a donde está. fue extraído, o qué país usa esa aleación en particular, ese tipo de cosas “.

Si la aeronave había venido del espacio, según menciona Nyman, ese viaje también dejaría señales reveladoras en el metal, en forma de restos espaciales e ionización (cambios en las cargas eléctricas de los átomos).

Si un trozo de aleación nunca antes visto, hubiera caído a nuestro planeta desde el espacio exterior, los dos científicos estuvieron de acuerdo en que no necesariamente habría venido de una nave alienígena, algo por otro lado coherente y lógico.

Sachleben puntualizó que las aleaciones de metales golpean nuestro planeta con regularidad en forma de meteorito. Por ejemplo, el famoso meteorito que habría acabado con la mayoría de los dinosaurios dejó algunos metales atípicos en nuestro planeta, que se pueden visualizar en las capas geológicas.

REFLEXIÓN FINAL

Es importante reiterar que, aunque ha trascendido a los medios, Blumenthal inicialmente sólo dejo caer este matiz de la investigación en las noticias del canal MSNBC diciendo que las aleaciones eran misterios no identificables, lo que ayudó a estimular la especulación. Realmente esto no constaría en el artículo inicial.

Como podemos leer en el artículo de origen, aunque haya algo real en la extrañeza de las aleaciones, esto no está necesariamente vinculado a los objetos extraños avistados por los pilotos militares, ya que dichos avistamientos, los metales recuperados y la gente que dice haber experimentado cosas raras serían hechos aislados. Además los metales recuperados no han sido expuestos ni mostrados a la opinión pública, de modo que es necesario dudar. No sabemos si son aleaciones realmente extrañas que los científicos dudarían de ello, una clase metálica desconocida, o simplemente una inventiva del New York Times.

¿Son estos incidentes ovni similares a los que acaecieron en 2004 en México y con la ayuda de Maussan sirvieron para engañar a la población de medio mundo incluido el escritor y reciente premio Planeta Javier Sierra en su programa de telemadrid, o el gobierno estadounidense esconde auténticos secretos ovni que no quieren revelar?

Recordemos que los que llevaron los objetos a los almacenes de Robert Bigelow fueron los empleados del programa estadounidense de investigación de fenómenos aéreos anómalos, en otras palabras empleados contratados por el propio gobierno estadounidense ¿Acaso el engañaron, Bigelow teriversó la verdad? Quizás el propio director del proyecto Luis Elizondo nos pueda dar más pistas en el futuro de este controvertido programa.

Nosotros realmente no alcanzamos a saber qué está pasando pero os invitamos a reflexionar y comentar vuestra opinión.

NOTA: Si estáis viendo artículos desde la versión móvil al comentar saltaréis a la versión No AMP de la web. Sí, ahora tenemos dos versiones de la web para agilizarla de cara todos vosotros. Saludos Planetarios.

 

Fuentes y más información:

Artículo New York Times

Artículo Live Science

El otro lado de la realidad, los ovnis de Campeche que en realidad eran plataformas petrolíferas vistas con infrarrojo

Vídeo MSNBC con la entrevista al periodista Blumenthal

 

 

 

Héctor Montoya

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito en Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio
Héctor Montoya

Quizás también te interese...