¿Por qué es importante explorar Marte?

Marte es un rompecabezas. El planeta rojo y Venus son los más cercanos a la Tierra y, también, los que más se le parecen. Venus ha resultado ser un lugar inhóspito, pero ¿y Marte, lo es?

Este año, la Agencia Europea Espacial (ESA) celebra dos cosas: los 15 años que lleva el satélite Mars Express orbitando el planeta rojo y que, por fin, la sonda Trace Gas Orbiter (TGO) de ExoMars podrá hacer, si todo va bien, sus mediciones de metano, derivados de este y gases traza (es decir, en pequeñas cantidades) en la atmósfera a partir de abril.

A pesar de sus diferencias a primera vista, Marte y la Tierra también guardan parecidos: rasgos geológicos comunes, la composición de silicatos, junto con Venus, son los únicos planetas rocosos cercanos que tienen atmósfera y que se conozca.

Marte ha avivado la llama de la esperanza: su subsuelo contiene agua helada y, por las marcas que se pueden ver en la superficie del planeta, en algún momento ha habido glaciares en el terreno y algún océano. Además, conocemos el clima: temperaturas bajas y grandes tormentas de polvo que pueden durar meses, aunque las estaciones son más largas que en la Tierra.

Pero, ¿por qué es tan importante explorar el planeta rojo? ¿Por qué no tiene atmósfera ni campo magnético? ¿Es posible crear una atmósfera? ¿Y colonizar Marte?

¿Por qué es importante explorar Marte?

“Marte es una joya de información“, afirmó Miguel Ángel López Valverde, científico especialista en la atmósfera de Marte del Instituto de Astrobiología de Andalucía (IAA). “Es el único planeta que nos permite intentar averiguar o descifrar cómo fue el pasado del sistema solar: en ese planeta están 4.000 millones de años de evolución“.

Los motivos son dos principalmente: podría dar pistas sobre la formación de la Tierra y se busca si hay o ha habido vida, según señaló este miércoles Alejandro Cardesín, experto en misiones a Marte de la ESA durante una mesa redonda en la sede de la agencia en España.

Explorar el planeta rojo es esencial para conocer cómo se formó la Tierra y comprender sus mecanismos debido a los parecidos de ambos. La Tierra es difícil de estudiar porque está cambiado continuamente debido a los procesos geológicos que se dan, pero Marte apenas ha cambiado en los últimos 3.500 millones de años.

“Además, es el único planeta al que podríamos ir los humanos en los próximos 100 años, de ahí el interés”, expuso Cardesín. “El otro motivo es la astrobiología, es decir, saber si hay vida”. Marte y los satélites Europa y Titán son los candidatos más favorables a albergar vida o ha haberla tenido en algún momento. “Pero por cercanía es donde hay más posibilidades de que la haya”, señaló.

¿Por qué no tiene atmósfera ni campo magnético?

El planeta rojo apenas tiene atmósfera y perdió el campo magnético. “No tenemos tantos datos como nos gustaría”, comentó  López Valverde a 20minutos  “Pero la hipótesis que barajamos es que en algún momento de la historia temprana del planeta quizás se desencadenaron una serie de terminaron por enfriar el planeta y perder el agua“, explica.

No se sabe ni cómo ni cuando, aunque algunas teorías señalan que el núcleo del planeta pudo empezar a enfriarse en una primera fase del planeta, que sería “muy similar a la Tierra en la superficie, pero también en el interior, que podría albergar suficiente calor como para tener un campo magnético“. Al enfriarse, la dinamo interna ya no generaría el campo magnético y desde el momento en el que este deja de existir, “quizás la interacción o erosión del viento solar que se produce en la atmósfera permitiera un escape de gases muy grande”, aclaró López Valverde.

Ahora bien, otra hipótesis que habla sobre el ciclo que se produce entre la atmósfera y el interior del planeta, llamado Ciclo de los Carbónicos y que “ayuda a mantener la temperatura estable”, señaló el especialista de IAA. El carbono atmosférico se disuelve en la lluvia, esta cae al mar y se deposita sobre los fondos oceánicos donde las placas tectónicas los mueven y vuelve a la atmósfera. Este es el ciclo, que “es un proceso muy importante y lento, quizás de medio millón de años -aunque para el planeta no es nada-“, comentó.

Si en Marte este ciclo funcionara en el momento en el que desaparece el campo magnético, las placas tectónicas no volvieron a enviar carbono a la atmósfera: “Es posible que la atmósfera se disolviera en los océanos y se quedó formando carbonatos, por ejemplo”, explicó.

“Puede que las dos hipótesis funcionaran, que con la pérdida de la dinamo interna parte de la atmósfera se disipara por erosión solar y porque la parte que quedaba se disolviera y ahora está en forma de rocas“, ilustró el investigador.

¿Es posible crear una atmósfera en Marte?

Es una idea de ciencia ficción, pero es posible. “Muy difícil, pero posible“, afirmó este miércoles el científico de IAA. “Ha habido varios científicos de la talla de Carl Sagan que lo han propuesto”, comentó. Sin embargo, se pregunta para qué se haría: “¿Para qué? ¿Para terrificar Marte y hacerlo habitable?”. “Soy muy crítico, estoy en contra de que la habitabilidad sea el motivo porque creo que los problemas en la Tierra no se solucionan con un planeta de repuesto. Los problemas de superpoblación los deberíamos de resolver entre nosotros antes de ir allí, no representa una solución”, declaró el investigador.

“Estamos infravalorando nuestra ignoracia: podemos intentar llenar Marte de oxígeno y que ocurra todo lo contrario porque, hoy en día, nuestro nivel de desconocimiento es muy grande. Una pequeña perturbación puede terminar en grandes cambios muy distintos a los que imaginábamos”,  afirmó. “Intentemos conocer bien Marte primero, pero, aún así, creo que sería una locura porque podemos ver cómo ha evolucionado el sistema solar en este planeta”.

¿Se puede colonizar Marte como quieren empresas privadas?

“Elon Musk no es científico y lo peor es que él, como todos, es ignorante, pero no sabe en qué grado”, comentó López Valverde. Para este investigador las propuestas del magnate dueño de SpaceX son “una forma de llamar la atención y que busca con ello un beneficio comercial”. Esto es, a su juicio, peligroso ya que olvidarse de lo importante que es el planeta por los datos que puede arrojar sobre de la Tierra “para llevar a cabo un proyecto personal que es imposible: llevar como un millón de personas en 100 años, que era uno de sus planes”, explicó.

Este científico reconoce que las aportaciones de SpaceX al diseño de cohetes “pueden ser valiosos para las agencias espaciales”. Sin embargo, “sus planes son irreales y él lo sabe”. “No hay que hacerle mucho caso a algunos de sus sueños de grandeza porque son irrealizables, ni siquiera tiene la tecnología”, sentenció.

“Aunque se pudieran realizar los planes de Musk, estoy totalmente en contra de ellos“, reafirmó López Valverde a 20minutos. “Los científicos queremos resolver las dudas que tenemos en Marte, en Venus y en la Tierra. Debemos procurar que haya cooperación internacional para que haya expertos de distintos científicos para tener una visión integral de este planeta”. Y concluye: “No estropeemos Marte antes de saber lo que es“.

Lucha contra el cambio climático

“Marte debería de abrirnos los ojos ante los cambios irreversibles”, afirmó el científico López Valverde y señaló el cambio climático como un problema a tener en cuenta. Los científicos que alertan sobre este fenómeno trabajan con los mismos instrumentos y teorías que se utilizan en Marte y “llevan tiempo avisando de que el calentamiento del planeta está alcanzando niveles que llevan a evidencias claras de que existe”.

La concienciación en una de las claves para luchar contra este fenómeno, según apunta el investigador de IAA. Pero hay un problema: “Hay cierto lider mundial que está empeñado en que esto no existe y eso es peligroso, sobre todo porque es del país que más invierte, hasta ahora, en investigación”. “La comunidad científica tiene que lanzar un mensaje claro: no hay duda de que hay cambio climático, hay un consenso absoluto y la actuación debe ser urgente“, afirmó a 20minutos.

Fuente Diario 20minutos

Quizás también te interese...