El robot Curiosity de la NASA ha descubierto una roca brillante de color blanco en el cráter Gale, otra prueba de que el planeta tuvo agua en el pasado.

Desde que en diciembre de este año  John Grotzinger (principal investigador de la misión Curiosity) anunciara un nuevo hallazgo que “cambiaría los libros de historia” , el estado de expectación acerca de los descubrimientos realizados en el planeta rojo se ha visto obviamente acrecentado.

Lamentablemente en esa ocasión finalmente “sólo” confirmaron el hallazgo de algunos átomos que son componentes de moléculas orgánicas; concretamente el robot encontró restos de agua, cloro y azufre, pero cada vez nos llegan más indicios de que al menos en el pasado, el planeta rojo albergó unas condiciones que podrían ser optimas para la existencia de eso que llamamos vida.

El 12 de Marzo, la Nasa hizo ya un comunicado oficial afirmando de forma más firme que se habían encontrado pruebas de que en el pasado marciano existió (en el Cráter Gale) un entorno compatible con la existencia de vida. En palabras de John Grotzinger : << Hemos encontrado un ambiente habitable tan benigno y propicio para la vida que, probablemente, si hubieras estado allí (en ese momento) y este agua hubiese estado cerca, habrías sido capaz de beberla>> .

Mientras que en el análisis realizado a la roca de la izquierda ( Wopmay rock, en el Cráter Endurance), sólo se pudieron encontrar efectos haber estado sometida a un medio acuoso rico en sulfatos y con un pH ácido incompatible con la vida, en el polvo analizado de la roca de la derecha, se encontraron los precursores principales de moléculas orgánicas, concretamente carbono, hidrógeno, nitrógeno, fósforo y azufre, (compuestos esenciales para formar aminoácidos y propicios para la vida microbiana).

Ahora además se siguen encontrando rocas que apoyan la teoría de la, ya más que clara, existencia de agua en el pasado en la superficie marciana.

La primera de estas rocas ha sido bautizada como Tintina y ha sido descubierta por casualidad al explorar el Cráter Gale. Al pasar el Rover del Curiosity  por encima de la roca esta se partió y desveló un color blanquecino y brillante en su interior similar al hallado en otra roca en el mismo cráter en la zona de Yellowknife Bay denominada “Sutton Inlier“.

Rocas de la superficie marciana. A la izquierda Tintina, a la derecha Sutton Inlier

Análisis por infrarrojos de la Roca Titntina

Análisis por infrarrojos de la Roca Titntina

Al parecer, la roca era tan brillante que la cámara Mastcam de la sonda Curiosity se saturó . <<No sabíamos que iba a ser tan brillante. Es una de las cosas más brillantes y blancas que hemos visto con la Mastcam en el cráter de Gale>>, afirmó Melissa Rice, estudiante post-doctoral de Geología y Ciencia Planetaria del Instituto de Tecnología de California.

 

Gracias al filtro de la cámara Mastcam y a un instrumento de infrarrojos que es capaz de detectar restos de hidrógeno los científicos han deducido que estas rocas, al igual que otras anteriormente detectadas por las sonda contienen agua ligada a la estructural mineral, y por tanto provienen de una era geológica muy húmeda. Además  han descubierto “venas brillantes” que atraviesan estas rocas y que serían pruebas del resto de Sulfato cálcico

 

 

Se cree que estas rocas pudieron pertenecer a un gran lago que habría atravesado el cráter. Las rocas habrían sido arrastradas por grandes corrientes de agua debidas al deshielo de nieve existente dejando restos de erosión en el área, e incluso se insinúa que en el  Reull Vallis marciano, podrían aún existir algunos vestigios de ese hielo . Ya se descubrieron en la zona restos de corrientes de agua de 7km de ancho y 300metros de profundidad, pruebas de la existencia de un gran río en el pasado del planeta Rojo.

 

Restos de un río en Reull Vallis (fotografía de la Agencia Espacial Europea)

Como podéis ver, nuestro planeta vecino más cercano, no deja de sorprendernos con noticias que nos acercan a la verdad apasionante sobre su pasado.

Sin duda, la gran noticia sería que encontrasen vida microbiana en Marte. Pero mientras tanto y si la sonda sigue proporcionándonos periódicamente este tipo de informaciones,  si parece cada vez más probable que , como dijo John Grotzinger,  la sonda Curiosity  llegue a entrar por meritos propios en los libros de historia.

 

Fuentes :

RTVE

Agencia EFE

Nasa

 

Héctor Montoya

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito at Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio
Héctor Montoya

Quizás también te interese...

Pin It on Pinterest

Shares