Los ictiosaurios, cuyo nombre significa ‘peces lagartos’, son un extraño grupo de antiguos reptiles marinos que se extinguieron hace unos 90 millones de años. Curiosamente se parecían a los actuales delfines, pero estarían muy, pero que muy remotamente relacionados con los mamíferos modernos. De hecho, si bien tanto los mamíferos como los reptiles provienen de la misma rama, los amniotas, se podría decir que estos animales (que poco tenían que ver con los actuales delfines y mucho más con los grandes saurios), vendrían a ser una suerte de primos muy muy lejano de los mamíferos.

Al caso los ictiosaurios capturarían la atención de científicos y del público general debido a numerosos descubrimientos de la paleontóloga victoriana, Mary Anning, que recolectó docenas de esqueletos de la costa de Dorset en el Reino Unido.

Ahora, los investigadores han descrito el Ichthyosaurus conocido más grande registrado , que mide 3-3.5m de longitud. Ichthyosaurus fue uno de los ictiosaurios más comunes y conocidos, con miles de fósiles conocidos en el Reino Unido. Pero Ichthyosaurus todavía era un pequeño alevín en comparación con algunos como Shonisaurus, que podría crecer hasta unos 20 metros de longitud.

Dean Lomax y Sven Sachs estudian cuidadosamente el esqueleto

MÁS ANTIGUO DE LO QUE OS PODÉIS PENSAR

El espécimen en realidad se conoce desde hace más de 30 años y fue descubierto en la década de 1990 por el colector profesional de fósiles, Peter Langham, en el Reino Unido, para más señas en la Bahía de Doniford  ubicada en la costa de Somerset. En 2007, llegó a las colecciones del Museo Estatal de Baja Sajonia en Hannover, Alemania, donde fue examinado por el paleontólogo local Sven Sachs.

Sachs, del Museo de Historia Natural de Bielefeld en Alemania, vio por primera vez el espécimen en agosto de 2016 durante una visita de investigación de rutina. Al darse cuenta de que este no era un espécimen común de ictiosaurio, Sachs se puso en contacto con Dean Lomax, un paleontólogo e experto en ictiosaurios de la Universidad de Manchester en el Reino Unido. Juntos, estudiaron el espécimen de cerca, identificándolo como una especie llamada Ichthyosaurus somersetensis , que Lomax había identificado y nombrado recientemente a principios de este año.

Los investigadores identificaron el esqueleto como perteneciente a una hembra adulta. ¿Cómo? Bueno, el animal estaba embarazado en ese momento. Encapsulados durante más de 200 millones de años en piedra, los investigadores descubrieron los restos delicadamente fosilizados de un embrión de ictiosaurio dentro de la caja torácica del adulto.

El esqueleto inmaduro preservado del ictiosaurio embrionario

Según Lomax, este es el tercer fósil conocido de un Ichthyosaurus con un embrión, lo que lo convierte en un descubrimiento raro y especial.

“Con más de mil  especímenes de Ichthyosaurus  conocidos, es sorprendente que este (el más grande) haya pasado desapercibido durante tanto tiempo”, dijo Lomax. “Cuando me enteré de este espécimen, ¡lo arreglé inmediatamente para visitarlo y estudiarlo! Como es el más conocido, ayudará a comprender cómo estos ictiosaurios se desarrollaron y cambiaron con el tiempo “.

El fósil de embrión está contenido en el fósil de la madre y, por lo tanto, es el primero que puede asignarse con confianza a una especie particular de ictiosaurio. Solo está parcialmente completo, conservando parte de la columna vertebral de 6-7 cm de largo, una aleta delantera pequeña con una textura esponjosa, característica de esqueletos inmaduros, así como varias costillas y otros huesos.

¿Significa esto que el ictiosaurio dio a luz solo a un individuo a la vez? ¿O fue solo una persona desafortunada que murió antes de dar a luz a su última descendencia? ¡Solo con más especímenes e investigación se responderán estas preguntas!

Referencia

Lomax, DR y Sachs, S. 2017. En el más grande Ichthyosaurus : Un nuevo espécimen de Ichthyosaurus somersetensis que contiene un embrión. Acta Palaeontologica Polonica , 62 (3), 2017: 575-584, doi: 10.4202 / app.00376.2017 .

Créditos de la imagen:

Derechos de reconstrucción de la vida de Joschua Knüppe.

Todas las demás fotos son © Dean R. Lomax.

Fuente: vida después de la muerte: el ictiosaurio descubierto más grande conserva un embrión fosilizado

Fuente BLOG CIENTÍFICO PLOS (Inglés) Traducido gracias a la Tecnología Yandex

Pin It on Pinterest

Shares