En las islas Azores y de manera sorprendente. Así ha alcanzado un grupo de investigadores a descubrir la existencia del pez ‘lophiiformes’, que nace para tener sexo. Se pega directamente a la hembra, se alimenta de su sangre y dispensa esperma, tal y como explican en la revista ‘Science’.

“He estado estudiando a estos animales durante casi toda mi vida y nunca he visto algo así. Pueden imaginar lo raro e importante que es este descubrimiento. Fue realmente una sorpresa“, explicó Ted Pietsch, uno de los investigadores de la Universidad de Washington.

Los científicos Kristen y Joachim Jakobsen fueron quienes descubrieron esta especie. Son animales caracterizados por sus largos filamentos y por un dimorfismo sexual en el que el macho queda reducido a la mínima expresión.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares