Proyecto Counterfog

Ejercicicio de demostración de la UME de la nueva tecnología Counterfog para descontaminación del aire, proyecto creado por investigadores de la Universidad de Alcalá. Javier Lizón / EFE

Una ciudad como Madrid necesitaría una inversión “mínima” para evitar las restricciones de tráfico y las limitaciones a las calefacciones en episodios de alta contaminación si apostara por un sistema innovador que utiliza niebla artificial para evitar la dispersión de las partículas.

“Todo está preparado y probado, ahora solo hay que empezar a instalarlo y comercializarlo“, ha asegurado el profesor de la Universidad de Alcalá de Henares José Luis Pérez-Díaz, director del proyecto Counterfog, que en cuatro años de investigación ha dado “una respuesta económica al acuciante problema de la contaminación”.

Financiado con fondos europeos, el sistema ha sido presentado este viernes en la Base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han simulado actuaciones de descontaminación química y extinción de incendios con el prototipo.

El sistema consta de una o varias boquillas o aspersores unidas a una tubería o columna que propagan un chorro de niebla con gotas de líquido del tamaño de micras, que colisionan con las partículas nocivas del aire, las agregan y dejan caer o adhieren a superficies, donde después se pueden tratar de una forma controlada.

[embedded content]

Aplicaciones prácticas

Su instalación está recomendada en cualquier situación donde los agentes contaminantes supongan un riesgo para la salud de las personas, ya sea un escape de gas o radiactivo, un ataque terrorista con agentes biológicos o químicos, un accidente en una fábrica, el humo de las ciudades o un incendio.

En este caso, es especialmente útil además contra la expansión del fuego, ya que, según ha explicado el director del proyecto, “la acumulación de humo es clave en el inicio de un incendio y este sistema, además de enfriar el humo, lo retira”.

“Es un sistema para proteger a la sociedad frente a riesgos, unos más probables que otros, pero en cualquier caso muy graves, que pueden a acabar con la vida de mucha gente”, ha señalado, y se puede usar en espacios cerrados, como un edificio, semiabiertos, como una plaza de toros, y completamente abiertos.

En este sentido, ha apuntado a la posibilidad de que el Counterfog, colocado a modo de barrera a lo largo de la carretera, sea “la solución para limpiar el aire de las ciudades, frente a las restricciones de tráfico o las limitaciones de las calefacciones”.

Ha matizado que “lo importante no es el tamaño de la ciudad, sino lo que esta esté contaminada“, aunque los cálculos han permitido demostrar que “con dos o tres columnas se protege un edificio y con unas pocas más se puede proteger una manzana”.

Por eso, “con una inversión mínima para una ciudad como Madrid se puede lograr un control óptimo de la contaminación” y en este sentido “hay que animar a todos los que estén preocupados por que respiremos un aire más limpio para empezar a utilizarlo”.

Se trata además de un sistema respetuoso con el medio ambiente, ha indicado el profesor, ya que utiliza agua y otras sustancias inocuas para combatir las partículas contaminantes y, además, apenas genera residuos.

Por su parte, el capitán Corrochano, portavoz de la UME, ha señalado que las emergencias tecnológicas y medioambientales “cobran cada vez una importancia mayor”, y ha reconocido que el sistema Counterfog “es un salto cualitativo que minimizará el riesgo de nuestras intervenciones”.

Ha comprometido el apoyo de la UME “en cualquier proyecto de I+D+I español”, porque la investigación “es nuestro referente y creemos en la cohesión de todas las herramientas para lograr uno de los grandes retos de la sociedad, el cuidado del medio ambiente”.

El proyecto, que finalizó en octubre, “ha demostrado a gran escala que funciona“, según el profesor Pérez-Díaz, con lo cual “está listo para ser instalado e implementado”. Ahora, “estamos en la fase de promover la creación de una empresa de base tecnológica en la Universidad de Alcalá para comercializarlo en todo el mundo”, ha concluido.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Quizás también te interese...

Pin It on Pinterest

Shares