En los últimos días ha trascendido la noticia del hallazgo del U-3523, un avanzado submarino del Tercer Reich donde se presumía que podía haber viajado el propio Hitler tras la toma de Berlín por las fuerzas aliadas en 1945.

Historia “Oficial” | Evolución de las Teorías Conspiranóicas |¿Fin al misterio del paradero de Hitler? | El Hallazgo del submarino clase XXI| El submarino XXIIIConclusiones

  LA Historia “oficial” 

Desde el 16 de Abril al 2 de Mayo de 1945 el frente Rojo de la antigua unión Soviética arremetió militarmente contra la ciudad de Berlín en cuyo espacio aún estaría el propio Adolf Hitler. Se nos cuenta que Hitler se suicidó de un disparo a la cabeza junto a su mujer que habría sufrido un envenenamiento por cianuro. Como prueba, un supuesto cráneo (finalmente se comprobó que era femenino) hallado en el búnker con un agujero de bala en la cabeza y algunos restos dentarios supuestamente recogidos tras la incineración de los cadáveres.

Adolf Hitler

 La falta de información que ha dado lugar a teorías conspiranóicas

La realidad es que el paradero real de los restos de Hitler y su esposa es cuanto menos misterioso. Los únicos testigos que habrían visto fallecidos a Eva Braun y Hitler serían su guardaespaldas Rochus Misch y los miembros del ejército rojo que entraron en el famoso búnker.

Sin embargo no hay pruebas de ello. Los restos que se presumían de Hitler, al menos en algún caso,  no eran de él y las continuas mentiras sobre ello no han hecho más que alentar la teoría de que, por algún motivo, se le pudo haber dejado huir o bien lo hizo antes de que los rusos llegaran.  

Oficialmente, los rusos habrían destruido los cuerpos de Hitler y su esposa para “evitar” que pudieran ser motivo de peregrinación y adoración (algo parecido a lo que contaron hace no mucho de los restos de Osama Bin Laden que “tiraron” en alta mar). Esto lo habrían confesado desde la propia Rusia pero, ya en 2009. Conservaban eso sí “algunos fragmentos” aunque el resto de sus cuerpos se exhumaron, incineraron y destruyeron.

Se nos dice que los restos de dicha incineración habrían sido encontrados por agentes del contraespionaje soviético pasada la batalla de Berlín el 5 de Mayo de 1945 en un cráter de artillería a las afueras del búnker.

Hitler saludando a las tumbas de los dieciséis nazis que murieron durante el golpe de 1923.
11.11.1939

Más aún,  los documentos  que certificaban su muerte habrían sido presuntamente presentados a Stalin en Junio de 1945.  Sin embargo Stalin, cuando el mismísimo Harry S. Truman le preguntó en la Conferencia de PostDam si  Hitler estaba muerto respondió “No”.  Tampoco en los juicios de Nuremberg celebrados anteriormente se había podido oficialmente dilucidar su paradero.

Habría sido posteriormente, previa confirmación de la dentaduras halladas, cuando se diría que eran dientes pertenecientes a Hitler, Eva Braun y Gobbles y que, por tanto, estos estaban fallecidos.

Los fragmentos de mandíbula y dentarios que los identificaban se trasladarían en 1948 al Ministerio de Seguridad de Estado de la URSS (futuro KGB) pasando a los archivos en 1954.

Puerta de Brandemburgo tras la 2ª Guerra Mundial.

Y sin embargo, el fragmento de cráneo que durante años se vendió como de Hitler, no era suyo sino de una mujer (¿quizás Eva Braún?) y del cadáver de su esposa poco más se ha sabido aparte de los restos dentales.

El cráneo con el impacto de bala que se decía pertenecía a Hitler y se concluyó por investigadores estadounidenses que debía pertenecer a una mujer

El cráneo con el impacto de bala que se decía pertenecía a Hitler y se concluyó por investigadores estadounidenses que debía pertenecer a una mujer por análisis de adn.

Confirmado esto último por autoridades estadounidenses y tras el hallazgo de una puerta secreta que daba acceso a un túnel comunicaba el búnker con una cercana estación de metro, la teoría conspiranóica (o quizás no tanto) de que Hitler habría podido huir con su esposa a otro lugar (tal vez a Argentina como muchos nazis hicieron), ganó más y más adeptos.

Los Inicios de las Dudas

La duda habría sido oficialmente suscitada en el siglo pasado por la propia URSS que fue ocultando información sobre todos los hallazgos al respecto y dando información confusa. En 1992 se publicaron documentos  y registros por parte de la KGB y la FSB que confirmaban la versión ampliamente aceptada de la muerte de Hitler tal como la describía el historiador británico Hugh Trevor Roper, pero no mostraban qué había pasado con el cadáver.

Adolf Hitler y Eva Braun con sus perros

Adolf Hitler y Eva Braun con sus perros

En los últimos días de la Segunda Guerra Mundial un submarino alemán había sido hundido frente a las costas danesas. Era el U-3523, un submarino de última generación tipo XXI. Como no se llegó nunca a hallar infló la especulación sobre que altos cargos Nazis pudieron haber usado ese buque para escapar a Sudamérica.  Y es este submarino el que ahora se ha hallado en el lecho marino (a principios de mes) a 123 metros de profundidad por parte de un museo Danés que puso en marcha la expedición Sea War Museum Jutland. ¿Fin al misterio de la huida de Hitler?

No, el hallazgo del U-3523 no pone fin al misterio del paradero de Hitler ni a la hipótesis de su huida.

Evidentemente, a nadie se le escapa que el hecho de haber hallado un submarino en el que hipotéticamente podían haber viajado altos cargos nazis (incluido Hitler), NO es prueba de que Hitler hubiera fallecido en el búnker y no hubiera huido a Argentina u otros lugares.

De hecho hubo otros submarinos candidatos a haber trasladado al líder del partido nacionalsocialista obrero alemán más allá de las fronteras europeas.

Por ejemplo el U-977, fue otro submarino alemán del que se sospechaba que  Hitler podía haber escapado. Este no era un submarino XXI, sino un discreto sumergible VII-C comandado por un joven Heinz Schäffer de apenas 25 años que fue interrogado acusado de haber podido ocultar al mismísimo Hitler en las bodegas del sumergible.

Sí, hemos dicho interrogado, ya que los propios oficiales angloamericanos formaron una comisión especialmente enviada a Argentina para dilucidar el misterioso caso de este submarino acusando directamente al joven Schäffer de ocultar a Hitler

<<“¡Usted ha ocultado a Hitler! ¡Díganos ya! ¿Dónde se encuentra?”», fueron las frases que le habrían comentado según admitió posteriormente el mismo Schäffer.

El hallazgo del U3523

Sumergido en el lecho marino con su cola sobresaliendo se un agujero en un ángulo casi de 45º  yace el U-3523 hundido con cargas de profundidad por el B24 Liberator de la Marina Británica un 6 de Mayo del año 1945. Si albergaba almas nazis de altos cargos, el tiempo quizás lo dirá pero solo si se llega a explorar. Como tumba de guerra sus restos están protegidos y sólo la apertura de una investigación sería podría dar luz sobre quién tripulaba el navío.

Otros submarinos: los tipo XXI y XXIII

Los submarinos tipo XXI alemanes eran los más avanzados de la Kriegsmarine y permitían realizar viaje transatlánticos sin salir a la superficie. Un total de 118 unidades fueron construidas en un periodo de 3 años.

Unos 16 habrían sido entregados a Estados Unidos, la URSS, Francia y la marina Real Británica y al menos uno habría sido conservado por Alemania para exhibición.

 Uboot tipo XXIII Hecht S171 anteriormente U2367

Uboot tipo XXIII Hecht S171 anteriormente U2367

Estos submarinos avanzados eran objeto de estudios y permitieron desarrollar otros sumergibles durante la guerra fría. El submarino que comentamos está en exhibición los podemos visitar en el Museo Marítimo de Bremerhaven. Es el U-BOOT Wilhelm Bauer, un submarino reconvertido en un barco museo en el norte de Alemania.

Posteriormente al inicio de la construcción de submarinos tipo XXI se comenzó a generar la siguiente generación XXIII, submarinos más pequeños, rápido y manejables que permitían  operar en las aguas poco profundas del Mar del Norte, el Mar Negro y el Mediterráneo que se presumían peligrosas para los grandes submarinos tipo XXI.

Sólo podían transportar 2 torpedos y permitían pasar casi todo el tiempo sumergidos. Por su baterías de mayor capacidad fueron denominados Elektroboot aunque no os engañe el nombre, sus motores eran diésel.

Las conclusiones, ¿huyó Hitler de Alemania tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y la tomar de Berlín?

Siendo honestos, no tenemos pruebas para demostrar que Hitler huyó de Alemania pero tampoco demasiadas para lo contrario. Sin embargo la cantidad de desinformación vertida en los últimos 73 años unido a ciertos indicios que podrían encajar en la huida por parte del Führer y su mujer.

  1. Sus restos craneales no son suyos y si acaso se barajaba que pudieran pertenecer a Eva Braun ¿Entonces el envenenamiento no fue tal causa de muerte?
  2. La hipótesis de su suicidio no está ampliamente respaldada.
  3. El FBI investigó su paradero y algunos documentos barajaban la posibilidad de su huida pasando por Tenerife y refugiándose finalmente en la cordillera de los Andes.
  4. Diversos cargos Nazis huyeron a Argentina.
  5. Recordemos que hay un pasadizo del búnker al metro y muchos otros pasadizos bajo el suelo de Berlín.
  6. Diversas fuentes (posiblemente equivocadas) dicen haber visto a Hitler en Argentina e incluso un autor asegura que paso después a Paraguay y Brasil donde moriría finalmente en 1984 a la edad de 95 años.
  7. Las identificaciones dentarias parecen verosímiles especialmente en el caso de Eva Braun aunque se arrojan algunas dudas al respecto al igual que con la identificación de la dentadura de Hitler de la que se decía que era muy mala ya en vida pues le tuvieron que hacer algunos arreglos que detallamos en la parte inferior. Algunos expertos dieron por buena estas pruebas pero no hay ningún análisis definitivo de ADN (ni quizas pueda haberlo por la incineración de los cadáveres aunque en el caso del cráneo sí se pudo realizar dicho análisis con el resultado negativo que comentamos). Podéis leer un análisis de estas piezas en este documento  http://www.histoire-medecine.fr/seconde-guerre-mondiale/adolf-hitler-s%20dental-identification.pdf

Visto lo visto y repasado lo sucedido, barajar su huida como hipótesis puede parecer incluso más congruente que creer ciegamente en la hipótesis del suicidio. Por cierto, del resto cuerpo de Eva Braun tampoco se volvió a saber mucho más, sólo la hipótesis de que el cráneo de Hitler pudiera ser en realidad suyo.

Dientes Sí, dientes no

Si hacemos caso a la identificación dentaria y a los que defienden que algunos historiadores,  los Soviéticos habrían estado seguros de que los dientes que tenían en su poder eran de Hitler y este, por tanto estaba muerto. A mediados de mayo de 1945 había informaciones por parte de la URSS de que Hitler había sido envenenado y fue tras esto que  Gueorgui Zhukov habría confesado a Nikita Jruschov que había encontrado el cadáver carbonizado de Hitler.

Según estos historiadores, la negación de que Hitler estuviera muerto obedecía a que, insinuando su supervivencia y residencia en algún otro país, quizás del bando anglosajón, conseguían cierta ventaja estratégica durante la Guerra Fría.

Fue así, ¿realmente estos restos dentarios relatan tan evidentemente el historial odontológico de Adolf Hitler como se defiende en algún blog como historian at large o pudieron pertenecer a otra persona?.

Supuestos dientes de Hitler recuperados. A Hitler el dentista Hugo Blaschke y sus ayudantes le contruyeron una red de coronas dentales de oro y puentes con carillas de porcelana dentro en su boca . Un gran puente se situaba en la parte inferior de la boca de Adolf Hitler. Supuestamente estos datos coincidirían con los fragmentos rescatados de la pila de 14 cadáveres calcinados a propósito pasada la batalla de Berlín. Y surge la pregunta ¿nadie se dio cuenta antes de que uno de los cadáveres que estaban quemando tenía un gran parecido con Hitler? ¿y por qué no se ha analizado aún el ADN de estos fragmentos?

Aún a riesgo de ser “conspiranóico” las informaciones al respecto del paradero de Hitler y su incineración han venido siendo , quizás intencionadamente (como mencionamos por parte de la URSS), cuando menos, confusas. Nos tenemos que fiar de su identificación dental que tampoco nos dice mucho sobre la causa de la muerte ¿Un disparo en la cabeza, envenenamiento como dijo Zukhov? Probablemente nunca lo sepamos.

Huyera o no, Hitler (que ya contaba con 56 años en 1945) habrá muerto con la edad pero las dudas sobre su paradero tras la toma de Berlín perdurarán por mucho tiempo y, como hemos visto, no son ninguna locura.

Dejad vuestras opiniones. Saludos.

MÁS INFORMACIÓN

http://www.periodistadigital.com/america/legislacion-y-documentos/2015/04/06/la-misteriosa-foto-de-hitler-anciano-tomada-por-el-fbi-no-se-suicido.shtml

https://www.lanacion.com.ar/1868329-secreto-bajo-el-suelo-de-berlin

https://www.express.co.uk/news/weird/632677/Adolf-Hitler-Nazi-fake-death-World-War-Two-Tenerife

https://edition.cnn.com/2017/06/20/americas/nazi-artifacts-argentina-trnd/index.html

https://www.history.com/news/fooling-hitler-the-elaborate-ruse-behind-d-day

https://www.infobae.com/america/mundo/2017/03/23/el-guardaespaldas-de-adolf-hitler-revelo-como-encontro-los-cadaveres-del-genocida-y-de-eva-braun/

https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_de_Adolf_Hitler

https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Berl%C3%ADn

http://www.abc.es/historia/abci-u-977-enigma-submarino-nazi-hitler-pudo-escapar-secreto-alemania-201711280142_noticia.html

Análisis dentario: http://www.histoire-medecine.fr/seconde-guerre-mondiale/adolf-hitler-s%20dental-identification.pdf

Imágenes Wikimedia y museo Seawar.


Héctor Montoya

Héctor Montoya

Codirector de Planeta Incógnito at Planeta Incógnito
Diseñador Gráfico y Web, Héctor es probablemente el miembro más "cientificista" del grupo si no lo es ya de por sí Planeta Incógnito.
Acostumbrado a la búsqueda de documentación le encantan los enigmas científicos como podréis leer en muchos de sus artículos aí como en el programa de Radio
Héctor Montoya

Quizás también te interese...

Pin It on Pinterest

Shares