Brindabellaspis stensioi, el prehistórico "pez-ornitorrinco" australiano.

Reconstrucción de ‘Brindabellaspis stensioi’, el prehistórico ‘pez-ornitorrinco’ australiano. Stanton F. Fink / Wikimedia Commons

Un grupo de científicos ha reconstruido, a partir de fósiles, un extinto pez cuyo hocico largo lo asemeja a un ornitorrinco y que habitó en Australia hace unos 175 millones de años, han informado este miércoles fuentes académicas.

“Se trataba de uno de los peces de aspecto más raro”, dijo el autor del estudio, Benedict King, de la australiana Universidad de Flinders y experto del Centro de Biodiversidad Naturales de los Países Bajos.

El pez fosilizado, llamado Brindabellaspis debido a que proviene de las cordilleras australianas Brindabella, fue hallado en 1980 en el yacimiento paleontológico del lago Burrinjuck, situado en el estado oriental de Nueva Gales del Sur.

El pez, aparte de su extenso hocico, se caracteriza por las mandíbulas salientes, tiene los ojos sobre la cabeza y sus fosas nasales sobresalen de las bolsas oculares.

Asimismo, el pez tiene una forma modificada del sistema sensorial de presión parecido al de otros peces, según el comunicado de la Universidad de Flinders que da cuenta sobre este estudio publicado en la revista Royal Society Open Science.

John Long, de la Universidad de Flinders, agregó que se cree “que el hocico largo servía a este pez para buscar a sus presas, como lo hace de alguna manera el ornitorrinco”.

“Los ojos en la parte superior de la cabeza eran para vigilar el peligro desde abajo”, lo que sugiere que el pez habitó en las profundidades, indicó Long, al referirse al estudio en el que participaron también expertos de la Universidad Nacional Australiana.

En el lago Burrinjuck, conocido por tener la fauna de peces coralinos más antigua del mundo, se registran más de 70 especies de peces con hasta 400 millones de años de antigüedad.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares