Einstein tenía razón, también en otra galaxia

Einstein tenía razón, también en otra galaxia EP

Los descubrimientos de Albert Einstein siguen tenindo utilidad en la actualidad. Lo último ha tenido que ver con su Teoría de la Relatividad: se ha demostrado que su descubrimiento no solo afecta a la Vía Láctea, sino que también funciona más allá.

La Teoría de la Relatividad establece que los objetos deforman el espacio-tiempo a su alrededor, haciendo que cualquier luz que pase cerca sea desviada. Los nuevos resultados confirman esta afirmación y “descartan algunas teorías alternativas de la gravedad”.

Un equipo internacional de astrónomos fue el enccrgado de continuar con los estudios de Einstein. Combinando datos del telescopio espacial Hubble de la NASA con los del VLT (Very Large Telescope) de ESO (Observatorio Austral Europeo) en Chile, mostraron que la gravedad se comporta como predijo el físico alemán a escala galáctica.

Para llegar a este resultado se empleó la galaxia ESO 325-G004 que actúa como una fuerte lente gravitacional, distorsionando la luz que proviene de una galaxia lejana que se encuentra detrás de ella y creando un anillo de Einstein alrededor de su centro. Al comparar la masa de esta galaxia con la curvatura del espacio a su alrededor se confirmó la Teoría de Einstein.

Como indica la nota publicada, el resultado “es justo lo que predice la relatividad general con una incertidumbre de sólo un nueve por ciento. Esta es la prueba más precisa de la relatividad general fuera de la Vía Láctea realizada hasta la fecha. ¡Y utilizando una sola galaxia!”.

Investigación pionera

Hasta ahora se había puesto a prueba con “exquisita precisión” la relatividad general a escalas del Sistema Solar. Sin embargo, ninguno de los estudios anteriores abarcaban escalas astronómicas más grandes. Probar las propiedades de largo alcance de la gravedad es de vital importancia para validar el modelo cosmológico actual.

Además, los responsables del estudio explican que el resultado puede tener importantes implicaciones para los modelos de gravedad alternativos a la relatividad general, que predicen que los efectos de la gravedad en la curvatura del espacio-tiempo “dependen de la escala”.

Estos modelos alternativos postulaban que la gravedad debería comportarse de manera diferente a escala de grandes distancias astronómicas con respecto a las escalas más pequeñas del Sistema Solar. Sin embargo, Thomas Collet, director del estudio, y su equipo han descubierto que es poco probable que esto sea así, a menos que estas diferencias sólo se produzcan a escalas de distancias de más de 6000 años luz.

Como afirmó Collet, la combinación de datos permitió medir la fuerza de la gravedad de dos formas diferentes.

Esta investigación ha puesto de relieve, una vez más, el valor de los descubrientos de Albert Einstein. El propio profesor Bob Nichol, de la Universidad de Porstmouth y miembro del equipo, señaló que “es muy satisfactorio utilizar los mejores telescopios del mundo con el objetivo de desafiar a Einstein y averiguar, al final, cuánta razón tenía

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares