El bibalvo más grande del Mediterráneo está cada día más cerca de la extinción por un parásito que le mata de hambre

Nacra

Ejemplar de nacra, el bibalvo más grande del Mediterráneo que se encuentra en “peligro crítico” de extinción. FLICKR

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha advertido de la “situación de emergencia” en la que se encuentra la gran nacra, el molusco bivalvo más grande del Mediterráneo, por la “mortandad masiva” que está causando un parásito.

Los primeros indicios de mortalidad masiva de esta especie, cuyo nombre científico es Pinna nobilis, fueron detectados en el sudeste de la península Ibérica y las islas Baleares a finales de 2016 y se extendieron a otras zonas del litoral. Actualmente, esta “mortandad masiva” ha afectado a todas las poblaciones del litoral español y a varios puntos de Francia e Italia.

Expertos del Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura del Gobierno de Baleares confirmaron que esta mortalidad masiva está causada por un nuevo parásito del género Haplosporidium que se aloja en el aparato digestivo de la nacra y libera unas esporas que le impide alimentarse hasta que muere de hambre.

En 2017 se aprobó un plan de emergencia para rescatar 215 ejemplares, ya que ha sufrido una mortalidad prácticamente del 100% en el Mediterráneo.

Según María del Mar Otero, experta marina del Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN, con sede en Málaga, si se confirman las observaciones de mortalidad masiva recientes en otras poblaciones de nacras al sur de Túnez y norte de Turquía, ello “apuntaría al gran poder de propagación del parásito“.

Las causas de la mortalidad de la nacra

Aún no está claro cómo el parásito se transmite y afecta a poblaciones de nacras tan distantes, pero sus efectos son “indudables”, según los expertos.

A raíz de esta “alarmante” situación, el año pasado la especie fue clasificada en España como “en peligro crítico” y desde entonces se ha implementado un programa de rescate que ha logrado salvar algunos ejemplares en acuarios.

Maite Vázquez, del Instituto Español de Oceanografía, ha indicado que, una vez que las poblaciones se ven infectadas, la probabilidad de supervivencia de las nacras es “casi nula“.

Se cree además que el aumento de las temperaturas tiene incidencia en la afección de las nacras, por lo que es previsible la expansión de las zonas afectadas este verano.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

No Comment.