Una bella Vía Láctea

Vista de la Vía Láctea tomada desde la localidad de Gemersky Jablonec, fronteriza con Hungría, en el sur de Eslovaquia. Peter Komka / EFE

Una sistema de inteligencia artificial, creado como parte de un proyecto de búsqueda de vida inteligente de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), ha detectado 72 señales de radio de origen desconocido.

Los investigadores han explicado que esas señales proceden de estrellas de neutrones altamente magnetizadas y bombardeadas por corrientes de gas procedentes de agujeros negros supermasivos.

No es la primera vez que se detecta algo así, pero nunca había sido en tanta cantidad y de forma tan precisa. Fue en 2001 cuando se detectó la primera ráfaga rápida de radio o Fast Radio Burst (FRB), un estallido de radiación producido hace millones de años que llega hasta nosotros de forma breve pero muy intensa.

En 2007, un grupo de investigadores australianos detectó una nueva serie de pulsos de radio de alta energía que parecían proceder de más allá de la Vía Láctea. No fue hasta el año pasado cuando los expertos situaron el núcleo de esos estallidos en una pequeña galaxia ubicada a 3.000 millones años de luz de la Tierra.

“No todos los descubrimientos provienen de nuevas observaciones. En este caso, se trataba de un pensamiento inteligente y original aplicado a un conjunto de datos existente. Ha avanzado nuestro conocimiento de uno de los misterios más tentadores de la astronomía”, ha explicado el director ejecutivo de Breaktrough Initatives, Pete Worden.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares