VIH

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). ZEISS MICROSCOPÍA/FLICKR – Archivo

Un equipo de la Universidad Rockefeller, en Estados Unidos, ha hallado una nueva inmunoterapia que combina dos tipos de anticuerpos y suprime el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) hasta cuatro meses, según un estudio publicado este miércoles en la revista ‘Nature’.

Los científicos estudiaron el efecto de este tratamiento de anticuerpos neutralizadores primero en animales y luego en personas. En el proceso ha sido necesaria la combinación de dos anticuerpos, llamados 3BNC117 y 10-1074, al analizar los que producían de manera natural algunos portadores de VIH que pueden combatir el virus sin ayuda de fármacos.

Los investigadores, entre ellos Marina Caskey y Michel Nussenzweig, comprobaron que esta formulación con bNAbs “es más segura y eficaz que cualquier otro tratamiento anterior realizado con anticuerpos”, explican en la revista.

Numerosas pruebas

Unos estudios previos con solo un bNAbs habían conseguido reducir el nivel del virus en la sangre, pero el efecto era limitado, pues eventualmente el VIH mutaba para oponer resistencia, señalan.

Tras probar la efectividad de la nueva terapia en animales, los expertos administraron a un grupo de pacientes los dos tipos de anticuerpos, tres veces durante seis semanas.

En el caso de nueve pacientes con niveles bajos del virus, el tratamiento lo suprimió durante 21 semanas de promedio, y en otros casos durante 30 semanas, sin que se detectara resistencia o efectos secundarios significativos, indican en la publicación científica.

En un segundo estudio con pacientes con el virus activamente circulando en el flujo sanguíneo, publicado también este miércoles en ‘Nature Medicine’, el compuesto con bNAbs redujo los niveles del virus durante unos tres meses o incluso cuatro.

El tratamiento es limitado

Los autores explican que, gracias a las mejoras en los tratamientos antirretrovirales, el VIH supone ahora una condición médica manejable, pero requiere que los pacientes se mediquen cada día y no se olviden de hacerlo, puesto que ello aumentaría la probabilidad de transmisiones. Por este motivo, los científicos, como el equipo de Rockefeller, se esfuerzan por encontrar un fármaco eficaz y duradero que no dependa de dosis diarias.

No obstante, Caskey y Nussenzweig apuntan que el tratamiento con bNAbs “tiene sus limitaciones”, puesto que el VIH se presenta en distintas variedades que no siempre responden a los mismos anticuerpos.

“Estos dos anticuerpos no funcionarán para todo el mundo, pero si empezamos a combinar este tratamiento con otros anticuerpos o con fármacos antirretrovirales, podría ser eficaz para más gente”, declaró Caskey, que señaló que ese será el objetivo de sus próximos estudios.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares