Teotihuacan

Fotografía cedida por el Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH) de la zona arqueológica de Teotihuacan (México). EFE/INAH/

Un grupo de arqueólogos mexicanos ha confirmado la existencia de una cámara subterránea y un túnel bajo la Pirámide de la Luna de Teotihuacán, como informaba este miércoles el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH)

Los indicios de la existencia de esta cámara salieron a la luz en 2017 y ahora han sido confirmados gracias a una prospección llevada a cabo por arqueólogos en colaboración con el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta cámara, posiblemente destinada a usos rituales, se sitúa ocho metros por debajo de la pirámide, tiene un diámetro de 15 metros y está comunicada con la Plaza de la Luna mediante un túnel que desemboca al sur de la misma.

La investigación se centra en torno al “espacio ritual vinculado con el inframundo que le dió sacralidad a la antigua urbe”, declaró Verónica Ortega, directora del Proyecto de Conservación Integral de la Plaza de la Luna: “estos grandes complejos ofrendatorios constituyen el núcleo sagrado de la ciudad de Teotihuacan, por lo que es considerada la ‘Meca’ de la civilización”.

Lo que se halle en esa cámara “podría ayudar a desentrañar las relaciones que tuvo esta antigua metrópoli con otras regiones de Mesoamérica”.

Los investigadores, además, consideran probable que la cámara tenga otro túnel con entrada por el lado este de la plaza. De ser así, confirmaría que los teotihuacanos usaban el mismo patrón de túneles asociado a sus grandes monumentos, lo que se cree que emula su visión del inframundo.

Este es el tema del recorrido instalado en el Museo Nacional de Antropología e Historia de Ciudad de México, que mediante variadas tecnologías audiovisuales introduce a los visitantes en el “infierno” teotihuacano.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares