Gemínidas

Lluvia de las Gemínidas Amir Shahcheraghian / Wikimedia Commons

Las Gemínidas es el nombre que recibe, directamente prestado de la constelación de Géminis, la última “lluvia de estrellas” del año y una de las mayores, visible en ambos hemisferios y especialmente brillantes y rápidas, caracterizadas además por un particular brillo amarillo.

Las “llamadas lluvias de estrellas”, como las Gemínidas, son un fenómeno que se produce por la entrada de pequeños meteoros en la atmósfera terrestre, que debido al rozamiento alcanzan un estado de incandescencia que les da su brillo visible y se desintegran. En determinadas épocas del año, como ocurre en agosto con la lluvia de las Perseidas o este mes con las Gemínidas, la frecuencia con la que pueden verse estos objetos entrar en la atmósfera puede superar  los 120 por hora, llenando el cielo nocturno de destellos semejantes a lágrimas, “estrellas fugaces”. Estos “picos” de actividad meteórica se dan cuando la Tierra cruza determinados “anillos” de material interestelar dejados por los cometas a su paso por nuestro sistema solar.

Así, los astrónomos pueden hacer predicciones muy precisas sobre estos fenómenos (mucho más allá de que siempre se produzcan en la misma época del año) acerca del número y frecuencia de objetos que podrán observarse o las horas de mayor y menor actividad e incluso las zonas del firmamento en las que el fenómeno podrá verse con mayor claridad.

Este año, su periodo de caída está entre los días 7 y 17 del mes, con su pico de actividad entre el día 13 y el 14. La NASA recomienda, para contemplar el fenómeno, dirigirse a lugares alejados de las grandes ciudades, donde la iluminación artificial no disminuya la visibilidad de las estrellas; esperar a que se ponga la luna (el mejor momento para ver las Gemínidas será alrededor de las 2:00) y dedicar algo de atención y paciencia al cielo. Para quien siga estos consejos, la agencia indica que no es inusual poder contemplar entre 30 o 40 destellos por minuto en condiciones óptimas.

Este año, además, las Gemínidas coincidirán con otro fenómeno: una pequeña y “fantasmal” luz verde en la constelación de Tauro, provocada por el paso del cometa 46P/Wirtanen.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares