Intervención en el CHN con apoyo de las gafas de realidad aumentada.

Intervención en el Complejo Hospitalario de Navarra con apoyo de unas gafas de realidad aumentada. GOBIERNO DE NAVARRA

El Hospital Gregorio Marañón ha presentado este jueves un sistema pionero en el mundo de realidad aumentada e impresión 3D aplicada a los quirófanos, que permite proyectar sobre el paciente pruebas radiológicas, reconstrucciones 3D de su enfermedad y la planificación de la operación.

Mediante unas gafas de realidad virtual el cirujano tiene acceso a toda la información que precise sobre el propio paciente, lo que permite reducir el margen de error y garantiza una precisión submilimétrica a la hora de hacer incisiones.

Para ello, han combinado la realidad virtual con la impresión 3D, lo que permite que las gafas identifiquen la superficie y represente los datos en tiempo real, según ha explicado uno de los coordinadores del proyecto y cirujano ortopédico-oncológico, Rubén Pérez.

Hasta el momento en varios centros hospitalarios del mundo se habían utilizado la impresión 3D y la realidad aumentada en el campo de la cirugía, pero nunca se habían combinado.

El proyecto ha sido llevado a cabo por el Hospital Gregorio Marañón en colaboración con el departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad Carlos III.

Reducir tiempo y mejorar resultados

A la presentación ha asistido el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, que ha destacado la enorme mejora que supone “potenciar la destreza del cirujano” y poder combinar “el sistema sanitario con la ingeniería y las nuevas tecnologías”.

“No hay que quedarse solo con el ‘glamour’ de este tipo de intervenciones, sino en la práctica que permite mejorar la calidad de vida del paciente“, ha subrayado el consejero.

La tecnología se ha empezado a implantar en la sección de oncología, aunque Pérez ha señalado que puede aplicarse a cualquier otro área y que no precisa una formación específica, ya que “puede usarla cualquiera, porque es una tecnología doméstica”.

Las gafas permiten seguir lo que está viendo el cirujano de manera remota y da la posibilidad de aumentar y disminuir las secciones de información que precise el médico.

El hospital madrileño ya ha utilizado este sistema para extirpar un tumor de la pierna de una paciente joven. En la intervención se constató que la aplicación de estas nuevas tecnologías reducen el tiempo de las operaciones y mejoran los resultados de las mismas.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares