El Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins (APL) ha difundido una imagen detallada de Dragonfly, un vehículo de aterrizaje de rotor pensado para la exótica luna Titán de Saturno.

Diseñado para muestrear materiales de superficie y medir las composiciones de los materiales de superficie orgánicos de Titán, Dragonfly puede explorar una gran variedad de ubicaciones para caracterizar la habitabilidad del entorno de Titán, investigar la progresión de la química prebiótica e, incluso, buscar indicios químicos de vida basada en hidrocarburos o agua.

En un comunicado, la APL ha informado de que los instrumentos, que recopilarían esta información, están en desarrollo y se están probando en condiciones similares a las de Titán.

Dragonfly, cuyo significado es libélula en inglés, está compitiendo por convertirse en la próxima misión de la clase New Frontiers de la NASA, decisión que se tomará este verano. De conseguir ser seleccionado, se lanzará en 2025 y llegará a Titán en el año 2034.

A diferencia de los róveres sobre ruedas — vehículos utilizados en la exploración espacial para recorrer la superficie de los cuerpos celestes— en Marte, Dragonfly vuela y puede recorrer mayores distancias.

La atmósfera densa y tranquila de Titán, junto con la baja gravedad, hacen que volar sea una forma ideal de explorar, de tal manera que en esas condiciones el vuelo es más fácil en Titán que en la Tierra.

Dragonfly ofrece la capacidad revolucionaria de visitar varios sitios en la superficie de Titán, a decenas de cientos de millones de kilómetros de distancia”, dijo Elizabeth Turtle, investigadora principal de Drangfly de APL. “En cualquiera de estos sitios, la carga útil del instrumento de Dragonfly podría ayudarnos a responder preguntas científicas clave en disciplinas que incluyen química prebiótica y astrología, meteorología, geofísica y geomorfología”, añadió Turtle.

El equipo Dragonfly está utilizando esta etapa de su estudio, denominada Fase A en el lengua de la NASA, para desarrollar y demostrar aspectos de esa carga útil.

Se ha demostrado que el taladro percusivo rotatorio genera cortes finos en una gama de helados criogénicos y material orgánico. Y el sistema de transferencia neumática transporta estas muestras desde el taladro a un espectómetro de masas con capacidad de desorción láser y cromatografía de gases, basado en el instrumento Sample Analysis at Mars (SAM) de Mars Rover Curiosity.

Una aplicación novedosa de un espectómetro de rayos gamma activado por neutrones identificaría, rápidamente, la composición material en masa en los sitios de aterrizaje de Dragonfly. Las versiones anteriores de este instrumento han requerido refrigeradores criogénicos activos, pero Dragonfly podría usar la atmósfera fría de Titán para manener pasivamente la temperatura del detector.

Los diseños para instrumentación meteorológica y geofísica, identificados en estudios anteriores de la misión de Titán, se han mejorado con un sensor de abundancia de hidrógeno en estado sólido, que permite medir las variaciones espaciales y temporales de ese gas como un posible indicador del intercambio geológico o biológico con la superficie de la luna.

Las pruebas de geófonos, junto con un sismómetro a bajas temperaturas, muestran que podrían funcionar en las condiciones de Titán, y las simulaciones de propagación de ondas sísmicas demuestran cómo los temblores en Titán podrían revelar el grosor de la capa de hielo que cubre su océano de agua interno.

Las cámaras tomarían panoramas de los sitios de aterrizaje, mientras que la cámara de imágenes microscópicas detectaría materiales en la superficie tan pequeños como granos de arena. Los científicos utilizarían estas imágenes para caracterizar estructuras geológicas y proporcionar un contexto para las muestras. Las imágenes aéreas proporcionarían el contexto de la geología de la superficie y se utilizarían para explorar posibles sitios de aterrizaje.

La sonda Huygens, el único módulo de aterrizaje en Titán hasta la fecha, demostró el potencial de imágenes aéreas y terrestres de Titán utilizando la luz rojiza ambiental de la luna. En este sentido, Dragonfly también utilizará matrices de LED para proporcionar imágenes nocturnas de los materiales de Titán, mientras que empleará iluminación ultravioleta para caracterizar los sedimentos orgánicos de Titán y los profuctos de hidrólisis por fluorescencia.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares