Chang'e

Módulo de alunizaje de la misón Chang’e 4, posado sobre la cara oculta de la Luna CNSA/Xinhua

La sonda china Chang’e-4 ha medido la temperatura de la noche lunar y ha constatado que desciende hasta los -190 grados, más frío de lo esperado.

El rover y el módulo de aterrizaje de la sonda Chang’e-4 fueron despertados por la luz solar después de un “sueño” prolongado durante su primera noche extremadamente fría en la luna, anunció este 31 de enero la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA).

Como resultado del efecto de bloqueo de marea, el ciclo de revolución de la Luna es el mismo que el ciclo de rotación, por lo que siempre es el mismo lado de la Luna el que podemos ver desde la tierra.

“De acuerdo con las mediciones de Chang’e-4, la temperatura de la capa poco profunda del suelo lunar en el lado opuesto de la luna es más baja que los datos obtenidos por la misión Apolo de los Estados Unidos en el lado cercano de la luna”, dijo Zhang He, director ejecutivo del proyecto de la sonda Chang’ e-4, de la Academia China de Tecnología Espacial.

“Esto probablemente se deba a la diferencia en la composición del suelo lunar entre los dos lados de la Luna. Aún necesitamos un análisis más cuidadoso”, dijo Zhang, citado por la agencia Xinhua.

Un día lunar (al igual que la noche) equivale a dos semanas en la tierra. La sonda Chang’e-4 cambió a modo inactivo durante la noche por la falta de energía solar, que necesita para realizar sus funciones. las temperaturas varían enormemente entre el día y la noche.

El rover y el módulo de aterrizaje contienen la fuente de calor del radioisótopo que produce la energía para la nave, lo que ayudó a mantener la sonda caliente durante la gélida noche lunar.

El módulo de aterrizaje también está equipado con una célula termoeléctrica isotópica y docenas de recolectores de datos de temperatura para medir las temperaturas en la superficie de la luna durante la noche.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares