Aspecto de varón neandertal

Aspecto de varón neandertal ALLAN HENDERSON – Archivo

Unos investigadores de las universidades de Huelva y Sevilla, junto a equipos de paleontología de otros cuatro países, han certificado el hallazgo en Gibraltar de la segunda huella conocida en el mundo de un hombre de Neandertal, con una antigüedad calculada en unos 29.000 años.

Según los expertos, la pisada correspondería a un joven de unos 130 centímetros de altura.

Se trata de un descubrimiento apoyado por expertos de las universidades de Lisboa, Naturtejo Global Geopark y Coimbra (Portugal), Toronto (Canadá), Atacama (Chile) y el Geological Survey de Japón, que han culminado una investigación que certifica el hallazgo de una huella sólo comparable con la encontrada en Vartop Cave (Rumanía) y certificada en 2018.

La investigación, según el informe que la detalla, ha sido dirigida por el catedrático de la Universidad de Huelva Joaquín Rodríguez Vidal, que halló estos restos tras analizar el paleopaisaje de una duna ubicada en la zona de Levante del Peñón.

Además de esta pisada humana han sido certificadas otras pertenecientes a la fauna que poblaba la zona, como cabras, linces, ciervos, leopardos e incluso elefantes.

La investigación, que será publicada en la revista Qaternary Science Reviews, ha sido posible gracias al estudio de una antigua cantera de arena, hoy abandonada, que sufre frecuentes desplomes de sedimentos y deja al descubierto estas pisadas, algunas en sección vertical y otras como relieves.

En el trabajo de investigación, el profesor del departamento de Cristalografía, Mineralogía y Química Agrícola de la Universidad de Sevilla y autor principal del artículo, Fernando Muñiz, junto con colegas portugueses, sometieron las muestras obtenidas a diversas técnicas de laboratorio y encontraron estas huellas.

En uno de los análisis reconocieron la pisada humana, aunque “para los investigadores clásicos, datar hace 28.000-29.000 años la huella de un neandertal es aún objeto de polémica, puesto que en teoría su desaparición ocurrió hace 40.000 años”.

Sin embargo, “las evidencias sobre las que hemos trabajado en los registros de cuevas de Gibraltar demuestran una ocupación muy tardía de esta zona por humanos neandertales, que fue un refugio climático y de recursos alimenticios para estos últimos habitantes”, indican en el informe Muñiz y Vidal.

El descubrimiento ha sido posible gracias a la financiación de España y Gibraltar, cuyas autoridades llevan más de 30 años financiando estudios que han permitido hacer varios descubrimientos únicos, como las primeras evidencias mundiales de grabados realizados por neandertales, encontrados, precisamente, en la Cueva de Gorham (en los límites rocosos del Peñón), hoy Patrimonio de la Humanidad.

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares