Uvas en el microondas

Uvas en el microondas. Youtube

¿Has metido alguna vez una uva cortada por la mitad en el microondas? Si la respuesta es sí… ¿Nunca te has preguntado por qué saltan chispazos? La respuesta la tienen tres científicos canadienses.

Las uvas crean plasma porque la energía en el microondas carga electrolitos en sus interiores llenos de agua. Esto, a su vez, causa un flujo de energía entre los dos trozos de uva, una fuerza que viaja a través de la piel como un cable eléctrico.

Cuando se acumula suficiente energía, produce una chispa, un gas ionizado que emite luz.

Tal y como explica Aaron Slepkov, uno de los físicos, los trozos de fruta de tamaño similar dan resultados idénticos, e incluso las piezas de agua de hidrogel pueden funcionar. “La formación de plasma se debe a puntos calientes electromagnéticos. Estas surgen porque las resonancias en las dos mitades de una uva interactúan de manera cooperativa”.

En conclusión, un solo objeto se calentará mucho, pero se necesitan dos puntos de conexión para hacer que las chispas que eliminan los átomos de sus electrones produzcan plasma. Cuando los puntos calientes de cada mitad de la uva están lo suficientemente cerca y lo suficientemente calientes, las chispas ionizan los iones de sodio y potasio en la fruta, produciendo el plasma. El agua, que constituye la mayor parte de la uva, tiene un gran índice de refracción y baja capacidad de absorción para el microondas.

[embedded content]

Fuente y más información:
Diario 20minutos

Pin It on Pinterest

Shares